Maite Alberdi, directora de El Agente Topo: “Es el rodaje más arriesgado que he hecho”

La cineasta habla de cómo llevó a cabo este nuevo documental, que aspira además a ser la carta de nuestro país en los próximos premios Oscar.

Por
Maite Alberdi, directora de El Agente Topo: "Es el rodaje más arriesgado que he hecho"
Compartir

Después de El Salvavidas, La Once y Los Niños, Maite Alberdi regresa con una nueva apuesta: El Agente Topo, un documental que sigue a Sergio, un hombre de más de 80 años que es elegido por una agencia de investigación para infiltrarse en un asilo de ancianos en El Monte, para descubrir si la madre de una cliente es tratada como se merece por los funcionarios.

Pero más allá de su misión, este hombre termina enfocándose en la situación que atraviesan quienes viven desde hace años en este lugar, dando cuenta del aislamiento y la soledad que atraviesan muchos adultos mayores en recintos como éste.

Para la directora, este fue uno de sus mayores desafíos dentro de su carrera. En conversación con EL DÍNAMO, confesó que “fue una película muy difícil de grabar porque todo el tiempo pensábamos que nos podían descubrir porque él es el ‘peor espía del mundo’, entonces desde que hablaba con alta voz en un lugar donde no podía, y que hacía cosas que no debía, entonces era pisar huevos todo el tiempo sin tener ninguna certeza de que iba a resultar. Es el rodaje más arriesgado que he hecho porque nunca supe que tenía una película hasta el último día”.

Aún así, y una vez que volvió a este asilo a mostrarles el resultado final, terminó dando cuenta de qué se trataba realmente este trabajo. “A ellos nunca les dijimos que estábamos metiendo a un agente infiltrado. Partimos sin contar eso para lograr infiltrarnos. Fue algo que les contamos al final, cuando la película ya estaba lista”, contó Alberdi.

“Les conté justo antes de mostrarles la película y sintieron que los representaba tan bien que no les importó finalmente. Les expliqué por qué lo había hecho, y claramente era un riesgo, y yo también partí filmando que pasaba algo malo ahí y fui descubriendo que era un buen lugar. Entonces, después de que la vieron, y que yo misma les confesé que rompí mi prejuicio y que descubrí que no era el lugar que todos creíamos que era, quedaron súper tranquilos, porque pocos lugares habrían logrado pasar esa prueba”, expuso la directora.

La cinta se estrenará el próximo 19 de noviembre a través del formato digital y ella espera que “la gente la vea, en el formato que sea”.

“La gran reflexión es que en nuestro microespacio o en nuestro entorno más cercano, cómo nos estamos relacionando con las personas mayores. Por supuesto que hay una deuda social que nos tenemos que hacer cargo entre todos, pero partamos desde lo mínimo que es ‘voy a llamar a mi abuelo’ o ‘voy a llamar a mis papás que no sé hace cuánto tiempo que no los veo’. Que la gente se haga esas preguntas que en pandemia surgieron, que materializó esas distancias”, expresó.

Tercera edad, pensiones y Constitución

Al igual que en La Once, Maite Alberdi aborda el tema de la tercera edad, esta vez desde otra perspectiva, dando cuenta de las diferencias que tienen ambas obras. En ese sentido, explicó que “no hay una sola forma de hablar de la tercera edad y en este caso el tema es el aislamiento y la soledad que viven las personas mayores en general, no solamente en los asilos de ancianos”.

“Con todos los prejuicios que tenemos sobre los asilos, él va descubriendo que es un buen lugar, que en realidad es otro el tema y es que todas las personas sobre 60 años se sienten solas. Y él también, acaba de enviudar y se siente solo”, sostuvo.

De esta manera, Alberdi invita al público a ver “cómo se lidia en la tercera edad con la soledad y el aislamiento. Esa es la gran pregunta de la película y que la van representando diversos personajes. La gracia es que es una tercera edad diversa, como hay una mujer que quiere encontrar el amor a sus 85 años, hay otras que tienen demencia y echan de menos a la mamá, otra que echa de menos a los hijos. El mismo Sergio que acaba de enviudar. Son distintas situaciones a una misma edad, pero que tienen en común que se están sintiendo solos”.

En medio del proceso constituyente que atraviesa el país, Maite Alberdi fue enfática al sostener la importancia que tienen los adultos mayores dentro del contexto que se vive actualmente.

Según explicó, este grupo “tiene que ser una prioridad en el texto, tiene que ser una prioridad en la discusión constitucional y en el proceso constituyente también. ¿Van a escribir la Constitución personas mayores también o no?”, se preguntó.

“El tema acá es que se los ha excluido del diálogo social, de la vida cultural, de la vida familiar muchas veces y van quedando aislados, nadie les está preguntando nada. La mejor opinión sobre cómo viven, sobre lo que necesitan, la pueden dar ellos y nadie más que ellos. Y tenemos falencias claras en el sistema de pensiones, tenemos falencias en la calidad de vida de las personas mayores en general, y cómo se puede solucionar eso, solo lo pueden plantear ellos”, manifestó.

Ficción vs. realidad

Uno de los grandes debates que se han instalado tras dar a conocer El Agente Topo es si efectivamente se trataba de un documental o una película de ficción. Para su creadora, que se logre dar esta conversación es “fascinante, porque creo que es lo que quiero lograr con mi obra en general”. Pero también recalca que a diferencia de sus otros documentales, es “primera vez que me pasa que siento que se ha dado menos. Quizás dentro de la película se explica cómo se hizo un poco, pero para mí es un halago porque te habla de un documental que la gente lo ve como película”.

“Creo que es lo que busco generar con todas mis películas, que la gente sienta que está en el cine sin importar el género”, añadió.

A pesar de eso, Maite Alberdi deja en claro que es la realidad con la que le gusta trabajar, por lo que de momento la ficción no está en su horizonte. “Me interesa seguir haciendo lo que hago, historias que parten con una materia prima real y que después pueden derivar en otros lugares. Pero mí, el material de trabajo es la realidad”, expresó.

El Agente Topo a los Goya y… ¿a los Óscar?

Fue hace solo unas semanas cuando el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio anunció que El Agente Topo de Maite Alberdi será quien representará a nuestro país en los Premios Goya 2021, en la categoría Mejor Película Iberoamericana.

Para la directora, la noticia fue “súper importante y emocionante para nosotros porque esta es una coproducción con cinco países, España es uno de ellos y Estados Unidos es otro, entonces la estrategia de los premios internacionales ha sido el horizonte de los productores en general”.

“Tenemos un equipo en España que lleva un tiempo trabajando en la campaña, y fue un sueño que teníamos todos. Increíble poder dar ese paso para avanzar y un honor representar la industria, la película deja de ser de uno y pasa a ser la carta de un país y de un sector, entonces también mucha responsabilidad que asumimos con trabajo. Detrás de los premios hay muchas campañas, mucho trabajo para lograr una nominación. Es un honor, es responsabilidad y es pega“, relató.

Pero al igual que los Goya, Maite Alberdi también apunta a los premios Óscar, donde busca competir en las categorías de Mejor Documental y Mejor Película Extranjera, algo que ya hizo el año pasado Honeyland.

“La película ya es calificable en la categoría documental y estamos haciendo campaña en Estados Unidos desde mayo, tenemos productor, distribuidor, la compró Hulu y la televisión pública es financista. El año pasado, por primera vez, un documental estuvo nominado a Mejor Película Extranjera, Honeyland, y estamos aspirando a hacer la misma estrategia si Chile nos eligiera, poder postular a las dos categorías. Estamos trabajando en eso pero sería aunar las campañas porque la promoción se duplica”, sostuvo.

Precaria situación en medio de la pandemia

Como cineasta chilena, Maite Alberdi también tuvo palabras para referirse a la precaria situación que vive el sector de las artes en medio de la pandemia, sumándose a las críticas generadas en el último tiempo.

En ese sentido, la directa de El Agente Topo expuso que “es bastante precaria la situación de los artistas en la pandemia, porque por un lado hay muchas áreas que no pueden ejercer el teletrabajo. En el caso del cine, gran parte del equipo técnico tiene que grabar y en los rodajes es donde se generan los contenidos y no podíamos salir. Y aún no podemos salir a grabar y hay muchos técnicos que no pueden salir a trabajar. Claramente hubo un retroceso o se paralizó una actividad económica para gran parte de la industria audiovisual”.

Aún así, agregó, “se han tomado medidas de emergencia como en todas partes, pero quizás la pandemia, en el ámbito artístico, como en muchos otros, develó la precariedad del oficio y como también era un grupo de personas que no clasificaba para ninguna ayuda porque como no hay contratos, no se podían acoger al seguro de desempleo, muchos trabajos son boleteados…”

“Son condiciones que no permitían acogerse a ayudas estatales, lo que lo hacía más difícil y son muchos artistas, o muchos técnicos del cine que viven del día de trabajo. (La pandemia) develó lo precario de muchas condiciones laborales de los artistas. Hay una deuda en general con las condiciones de ellos”, cerró.

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Actualidad

Últimas noticias

Populares