Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Escuela Superior Campesina: el otro atractivo de Chiloé Escuela Superior Campesina: el otro atractivo de Chiloé

La iniciativa de la Región de Los Lagos fortalece la sustentabilidad, la autogestión y la transferencia tecnológica en la zona

Educación

Escuela Superior Campesina: el otro atractivo de Chiloé

Por 24 de agosto de 2017

En la Isla Grande Chiloé, específicamente en la comuna de Curaco de Vélez, se encuentra la Escuela Superior Campesina, la que trabaja con lo último en permacultura, agroecología y la academia formal para la creación de líderes y el enriquecimiento del diálogo de saberes.

Fundada por los ex alumnos -hijos de campesinos y productores agrícolas de Águila Sur, Paine en los años 80- la iniciativa de la Región de Los Lagos fortalece la sustentabilidad, la autogestión y la transferencia tecnológica en la zona con su tercera generación del Diplomado en Desarrollo Rural.

La directora de la Escuela Superior Campesina, la antropóloga Carmen Barría sintetiza este proyecto en tres áreas cognitivas relevantes: el aprender a hacer, el reaprender a pensar y la formación de personas en comunidad. En la práctica, los alumnos se forman en una línea de investigación popularizada por el Massachusetts Institute of Technology, MIT, llamada “From Ego- to Eco-System Economies” y que precisamente enlaza el conocimiento tecnológico actual con los antiguos saberes agropecuarios.

Así, una jornada típica del diplomado cubre disciplinas técnicas como biotecnología aplicada a la acuicultura, historia oral de la agricultura de la papa chilota, actualizaciones en la certificación de tipos de ovejas, trabajos de invernadero y otras clases prácticas en terreno que se realizan con la colaboración del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) de Chile y científicos invitados. Por otro lado, las habilidades blandas de los alumnos comprenden formación en liderazgos, teatro, comunicación, cine y video, inteligencias múltiples y más.

El histórico académico José Bengoa es uno de los firmantes tras este proyecto de sustentabilidad y transferencia tecnológica, quien asegura que “la tendencia a crear y fortalecer este tipo de currículum es una tendencia global que se centra cada vez más en proyectos de comunidad donde la ganancia personal pierde peso ante el respecto a lo eco, a la casa común y la ecología”.

“Esta revolución del aprendizaje es una apuesta a volver al campo”, señala el profesor acerca de una tendencia que se debate en las grandes urbes y que se enfrenta a la migración desde el territorio rural. “Está comprobado que puede generarse un desarrollo rural sustentable, que sea amable ecológicamente y también con las comunidades humanas. Algo distinto al tipo de crecimiento agropecuario masacrador que actualmente algunos entienden erróneamente como “desarrollo”. Que la Escuela Superior Campesina germine en Chiloé no es una casualidad, porque acá es donde se vive de manera clara la contradicción entre una ruralidad amable, pero también el tremendo desastre ecológico que significan las salmoneras”, plantea.

“No soy ningún ingenuo para creer que este tipo de economías familiares van a ser la columna vertebral de la economía agraria chilena en el corto plazo, pero sí nos consta que Europa, Canadá y EEUU viven un período de transición en busca de escapar del modelo neoliberal más brutal. Algo que la antropología está sacando en limpio y que muestra que no estamos ante una apuesta utópica. No señalamos que las salmoneras deban desaparecer, sino que la forma en que están operando en pos de una comunidad acuícola comunitaria más amable con el medio ambiente que puede ser tan o más productivo que la depredación actual”, dice Bengoa.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día