Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Alejandra Mustakis: “Tenemos más oportunidades de partir cosas desde el ingenio que desde el capital”

El mayor gremio de emprendedores del país (ASECH) está liderado por primera vez por una mujer. A poco más de un mes en su nuevo cargo, la diseñadora y empresaria reconoce que tiene un especial interés por aquellos proyectos sociales y destaca que cualquiera puede ser emprendedor, que no se necesita educación, sino que tiene que ver con ganas y sueños.


Innovación

11 de agosto, 2016

Autor:

ENP_1129 copia 2

La concepción de “Chile, país de poetas” parece haber sido desplazado por “Chile, país de emprendedores”. En total, 1 millón 730 mil chilenos apostaron por crear empresas, ser sus propios jefes y aportar desde el área en la que se sienten más cómodos. En medio de un cambio cultural en lo laboral, la Asociación de Emprendedores de Chile (ASECH) agrupa y articula a los emprendedores para que materialicen sus proyectos.

A su cabeza está Alejandra Mustakis, diseñadora, empresaria, y quien conoce de cerca lo que significa empezar algo desde cero.

-A un mes desde que asumiste como presidenta de la ASECH. ¿Qué sello quieres imprimir durante tu gestión?
-Lo hemos hablando un montón de veces y tiene que ver con la visión de país. Me encantaría que desde mi gestión pudiéramos juntarnos más, tener un sueño país, que pudiéramos encontrar y desarrollar más emprendedores en todo Chile, que ellos sean los que hagan los cambios y que nos unamos todos los distintos actores.

-¿Y eso pasa por institucionalizarse más?
-Hoy hay mucha crítica y todos se pelean desde su lado. Eso sólo nos hace daño porque al final todos vivimos en Chile y estamos luchando para que sea un mejor país para todos. Desde mi punto de vista, el emprendimiento es la mejor manera de desarrollar un país. El emprendimiento y la educación son pilares en eso.

-¿Cuáles son los desafíos a los que se enfrentan hoy los emprendedores y las pymes?
-Podríamos estar hablando horas. Los emprendedores, las Pymes y el país tienen muchos desafíos y tenemos que enfrentarnos a muchos cambios en todo orden de cosas. El financiamiento es un tema grande, muy complejo. Corfo hace lo que puede. En la etapa inicial hay problema de financiamiento así como en la segunda etapa y tenemos que hacer que el emprendimiento sea para todos, no como algunos que tuvimos suerte, por ejemplo, en mi caso mi familia sí me podía ayudar a empezar un emprendimiento y el 99% de los chilenos no tienen esa oportunidad.

-Más del 50% de los emprendedores chilenos pertenecen a segmento ABC1 y C2, la mayoría hombres. ¿Por qué no ha permeado en sectores más bajos y en mujeres?
-Yo no tengo esos datos. Necesitamos encontrar la mayor cantidad de oportunidades para que las personas puedan partir, segundo mostrar que cualquier persona puede ser emprendedor. Cualquiera. No tiene que ver con estudios o que tenga ciertos conocimientos. Tiene que ver con ganas, sueños, perseverancia y con ganas de trabajar.

-¿Percibes que hay menos emprendedores de clases bajas?
-En mi visión del emprendimiento he visto de todo. Obviamente tenemos una pega mucho más grande porque cuando tú no tienes acceso a financiamiento y no tienes 2 ó 3 millones de pesos para partir un prototipo, obviamente la probabilidad es muchísimo más baja de ser emprendedor. Hoy, de alguna manera, cualquier chico puede hacer un videojuego, puede hacer robótica. Está todo en internet. Tenemos más oportunidades de partir cosas desde el ingenio que desde el capital.

-¿Qué rol debe jugar el Gobierno en esta materia? En un momento dado desde la ASECH fueron muy críticos a la reforma tributaria.
-Hemos sido bastante críticos y vamos a seguir siéndolo porque nuestra tarea es defender que Chile sea un país pro emprendimiento. Partir una empresa es súper difícil. Solo un tipo que lo ha hecho sabe lo que significa. Un emprendedor hace todo solo. Entonces, cada trámite y dificultad le toma mucho tiempo, lo que hace el camino casi imposible.
Como vienen las elecciones luego, queremos preparar propuestas para los candidatos para que el próximo Gobierno se tome esto muy en serio y vele por políticas públicas que vayan en función de eso. Las personas pueden emprender sin haber tenido educación, es un camino que nos ayuda a tener mucha movilidad social.

-Respecto a los emprendimientos regionales ¿qué medidas concretas se harán para descentralizar esta área?
-Tenemos que hacer que el talento pueda encontrar las oportunidades desde donde nace. Está saliendo mucho emprendedor social y si en cada región pudiéramos potenciar a cien de esos tipos podríamos cambiarlas mucho. Tenemos que ser capaces de ver la relevancia de los activos del país, que son las personas. Crear y desarrollar desde Chile al mundo y que tenemos las capacidades para hacer cualquier cosa y que no tenemos que envidiarle a nadie. Ojalá las empresas se den cuenta que salir a buscar gente afuera no tiene ningún sentido y que tienen que confiar en su gente, acá.

-Te mueves en un área dominada por hombres principalmente. ¿Fue difícil abrirse camino en ese sentido?
-Ser mujer implica un montón de responsabilidades. En mi caso me he ido sumando roles. Creo que el emprendimiento es un camino muy bonito para las mujeres y le hemos dado poca relevancia de lo que significa emprender para una mujer porque una maneja sus tiempos. Hemos peleado mucho más por entrar al mundo tradicional, a empresas, que está bien que pase, pero en este lado hay un camino importante. Creo que las mujeres tenemos que ir demostrando más con hechos que los hombres.

-Existe un fuerte queja por la ausencia de mujeres panelistas en foros empresariales como Icare ¿Cómo lees esos hechos y de qué forma se podría revertir o compensar?
-Icare pidió disculpas y ha tenido mil paneles con mujeres, pero estuvo muy bien que Comunidad Mujer hablara claro y tenían toda la razón. Quienes no entienden la importancia de la mujer en los liderazgos y en la toma de decisiones no tienen nada de visión sobre lo que está pasando. Me parece prehistórico. Tenemos que ser mucho más inclusivos, necesitamos la diversidad. Quizás una de las cosas que necesita es justamente eso: que nos dejemos de juntar los pares con los pares e integrar a todo el mundo en la mesa y soñar un país desde la diversidad.

-Con el nivel de exposición de tu nuevo cargo, ¿podría ser una buena plataforma para saltar a la política?
-No, siempre he creído que desde donde estoy, del ser empresaria y emprendedora, es donde más puedo aportar. Si no sólo siendo político uno hace un trabajo público, tenemos muy equivocada el concepto de que sólo desde la política uno hace un trabajo público. Desde hacer empresa trabajamos públicamente y los emprendedores igual.

-Ahora Chile se vende como un país de emprendedores ¿Qué cambió?
-Hace años atrás nunca había escuchado la palabra emprendedor. Hoy las universidades te hablan de emprendimiento todo el día. Hay un cambio cultural importante y es bueno que eso ocurra para que la gente se dé cuenta que cualquier puede serlo. A todos nos va a tocar ser emprendedor en alguna etapa de la vida y es una forma de ser: es un tipo súper busquilla, perseverante, trabajador, positivo, constructivo. Les hace bien a los países que haya gente así. Tenemos demasiados talentos y ahora llegó el tiempo de traer las oportunidades para que se desarrollen.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia