Alexandria Ocasio-Cortez, la socialista latina del Bronx que enfrenta la política de Trump

Cercana a Bernie Sanders, la joven de 28 años hija de madre puertorriqueña dio la sorpresa al ganar las primarias para el Congreso en Nueva York.

Por
La millenial socialista latina del Bronx que enfrenta la política de Trump
Compartir

Progresista, latina y millenial. Ese es el perfil de la candidata demócrata al Congreso estadounidense por Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, ganadora de las primarias del partido en el estado.

Con el 57% de los votos venció a Joe Crowley pese a no tener experiencia alguna en un cargo público, un verdadero hito tomando en cuenta que su oponente se instaló en el Congreso en 1999 y que todos lo apuntaban como el sucesor de Nancy Pelosi, además de potencial speaker de la Cámara de Representantes si los demócratas ganan la mayoría en noviembre.

Cercana a Bernie Sanders, la joven de 28 años miembro de los Demócratas Socialistas de América nació en el Bronx, hija de madre puertorriqueña y hace un par de días se desplazó a la frontera en Texas para denunciar la política de tolerancia cero de la Administración con la inmigración ilegal.

La base de su campaña ha sido estar en contacto con la gente, resaltando su perfil “de base” y su vocación de ayudar. De hecho, la muerte de su padre durante la crisis económica del 2008, hizo que Ocasio-Cortez comenzara a trabajar en restaurantes y en múltiples oficios para mantener a su familia económicamente, algo que ha marcado su postura política.

Ex alumna de Economía y Relaciones Internacionales en la Universidad de Boston, trabajó para el senador Edward Kennedy y, tras graduarse, la joven latina regresó al Bronx para dedicarse a apoyar a su comunidad. Entre otras políticas, defiende que se expanda el programa de salud pública a todos los ciudadanos y propone que la elimine la agencia de control fronterizo (ICE).

Pese a ello, su triunfo incluso tuvo eco en el mismo presidente Donald Trump, quien se burló de la derrota del contendor Joe Crowley.

“¡Wow! El gran hater de Trump, congresista Joe Crowley, quienes muchos creyeron que ocuparía el lugar de Nancy Pelosi, acaba de PERDER su elección primaria. En otras palabras, ¡está fuera! Esta es una grande que nadie vio venir. ¡A lo mejor debió ser más amable, y más respetuoso, a su presidente!”, expresó el mandatario en su cuenta de Twitter.