Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

¿Puedes lamer tu codo?: psicólogo del Congreso Futuro explica cómo este desafío define tu personalidad

Brian Little explicó que existen cinco personalidades: los abiertos, los conscientes, los extrovertidos, los amables y los neuróticos. La tuya depende de si puedes lamer o no tu propio codo.

¿Puedes lamer tu codo?: psicólogo del Congreso Futuro explica cómo este desafío define tu personalidad
Por 17 de Enero de 2019

Brian Little, doctor en Psicología de la Universidad de California, dictó su tercera charla magistral en el Congreso Futuro sobre los tipos de personalidad que ha investigado durante sus estudios del comportamiento humano. Durante su presentación, Little desafió al público con una curiosa pregunta: “¿Se han fijado que para los adultos es virtualmente imposible lamerse el codo?”.

Según el especialista, la manera en que cada persona se enfrenta a esta pregunta muestra exactamente lo que hay que saber sobre ella y acusó de inmediato que un grupo del público había intentado hacerlo. Esto dio partida para que explicase OCEAN, acrónimo con el que resumen el comportamiento humano: abiertos, conscientes, extrovertidos, amables y neuróticos. “Todos tenemos rasgos en común y a la vez somos todos diferentes”, destacó.

Respecto a los individuos que intentaron hacer el desafió, explicó que caen en la categoría de “personas abiertas a las expectativas. Son curiosos y les gusta explorar. Son personas alegres y positivas, pero también dispuestas a vivir experiencias negativas. Estos individuos son los que probablemente van a tratar de lamer su codo

Sobre el arquetipo consciente, indicó que “son personas que hacen planes y se mantienen en ellos. Logran hacer las cosas a tiempo, son confiables. Quizás no han tratado de lamerse el codo, pero tomaron nota de ello: ‘cuando llegue a la casa tengo que revisar la anécdota del codo’. Son personas que funcionan muy bien en el colegio, sacan buenas notas y en el trabajo obtienen frecuentemente ascensos, porque los trabajos convencionales requieren este tipo de personas”. Además, se aventuró a decir que este tipo de personalidad ayuda a tener una buena salud, donde es probable que “vayan al gimnasio aunque no quieran”.

Cuando el psicólogo habló de los extrovertidos, relató que este rasgo provoca que las personas estén buscando constantemente estímulos. “Pueden venir de encuentros sociales o cosas emocionantes, por ejemplo. Para interactuar, les agrada pararse cerca del otro y buscan contacto visual. Quizás no solo han lamido su codo, sino que también han tratado y han logrado lamer el codo del que está a su lado“, profundizó, asegurando además que la introversión no es una virtud, sino que una característica que los hace distintos.

Una cuarta característica de la personalidad es sobre los niveles de amabilidad que tenga cada individuo, señalando que los amables son “personas amigables, placenteras, funcionan bien en grupo. Posiblemente no han lamido su codo, pero están felices de ver a otros hacerlos. Son empáticos, trabajan bien en equipo y evitan el conflicto”. Añadió que son personas cálidas, compasivas y cooperativas, a diferencia de las personas con niveles más bajos de amabilidad, quienes suelen estar más distantes de su entorno.

Para terminar, explicó que los neuróticos “tienden a experimentar ansiedad y depresión y vulnerabilidad. Posiblemente ni siquiera intentaron lamerse el codo y se preguntaron, ‘¿por qué no puedo ni siquiera intentar lamerme el codo? ¿Hay algo malo conmigo?’. Pero, Little no describió esta característica como una cualidad patológica: “me gusta verlos como hipersensibles, como canarios en la mina. No son un problema, sino un recurso que puede anticipar ciertos tipos de peligro”, concluyó.

El psicólogo enfatizó que estos rasgos se encuentran en cada una de las personas, pero algunos predominan por sobre otros debido a distintas razones. Durante la charla, el doctor confesó que se declara a si mismo como un introvertido, con rasgos libres de extrovertido para hacer su ponencia interesante de para el público. “Yo, por ejemplo, actúo fuera de mi naturaleza en este momento, pero eso agota. Necesitamos un nicho de recuperación y el mío es ir al baño, con los pies arriba para que no me vean. Por favor no me sigan”, bromeó para finalizar su charla entre aplausos.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día