Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Crudo relato de la denunciante de Renato Poblete: “Me obligó a abortar”

Marcela Aranda afirma que lo vivido en un período de 8 años fueron abusos "de conciencia, poder y sexuales".

Crudo relato de la denunciante de Renato Poblete: “Me obligó a abortar”

/ ahoranoticias.cl

Por El Dínamo 29 de Abril de 2019

Realmente escalofriante resulta el testimonio de la teóloga Marcela Aranda, la mujer que denuncia haber sido víctima de reiterados abusos por parte del sacerdote jesuita Renato Poblete, y que esta jornada entregó crudos detalles de los hechos que vivió.

“Él comenzó a abusarme sexualmente con mucha violencia. Me llevaba donde otros hombres para que me violaran y me golpearan por turnos, mientras él miraba”, relató Aranda en entrevista con el programa AhoraNoticias, de Mega.

Fue un periodo de ocho años de abuso. Es un abuso de conciencia, poder y sexuales”, manifestó la denunciante, agregando que “lo que más me hace sufrir es que él me obligó a abortar, y no sólo una vez, tres veces”.

La teóloga explicó que el recuerdo de estos hechos se mantuvo oculto en su interior por mucho tiempo, pero que cuando comenzaron a difundirse casos de abusos sexuales dentro de la Iglesia -como los expresados por James Hamilton- estos recuerdos comenzaron a volver.

Aranda habla de “amenazas y chantajes” como el modo de operar de Renato Poblete. “Yo estaba terriblemente sola, no le podía decir a nadie (…) Esto no fue una relación, fue una violación. Golpes, insultos. Éso es lo que él hacía conmigo. Y luego me decía que no le dijera a nadie, porque nadie me iba a creer. Que él era suficientemente poderoso como para hacer que me echaran de la Universidad”.

Acerca de su situación en esa época, la denunciante señaló que tras los abusos “no queda nada de ti, no eres capaz de hacer nada… Te conviertes en una esclava sexual”, agrega, al recordar los episodios en que el sacerdote la llevaba donde otros hombres para ser violentada.

Al respecto, dice desconocer sus identidades pues tenían el rostro cubierto. “Pero eran amigos de él”, subraya. “Eso me despedazó completamente. Yo me sentía una basura”.

Sobre los abortos, sentencia: “Son 3 niños que nunca pude abrazar, despedazados por un hombre abominable. Yo no sabía a lo que iba la primera vez. Debo haber tenido unos 20 años”.

A una víctima la van destruyendo poco a poco en su personalidad… Es como una manera de sobrevivir: te dices que si no lo haces, capaz qué te va a pasar”, recuerda.

“Uno vuelve a revivir el abuso”, señala, al relatar que tuvo varios intentos de suicidio cuando los recuerdo empezaron a volver. Producto de ello, cuenta, “mi vida afectiva quedó destruida absolutamente. Nunca pude volver a entablar una relación”.

Sobre el futuro, dice que “más que mostrar la herida, me interesa mostrar que se puede sanar, que se puede cerrar”. De todas formas, afirma necesitar que la Compañía de Jesús reconozca su error, que explique porqué sucedió ésto, y que pidan perdón. “Pero la Iglesia la conformamos todos los bautizados: ésta es tarea de todos“, finaliza.

El canal Mega aclaró que la Compañía de Jesús declinó pronunciarse para el reportaje.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día