Latinoamérica: CMPC incrementa su capacidad para producir mascarillas en más de 18 millones mensuales

La compañía, a través de su filial Softys, había anunciado el inicio de la fabricación de mascarillas de protección en Chile y Brasil, países a los que ahora se sumarán Perú y México.

Latinoamérica: CMPC incrementa su capacidad para producir mascarillas en más de 18 millones mensuales
Por

CMPC anunció este martes que aumentará su capacidad de producción de mascarillas quirúrgicas del tipo 3 pliegues. Esto, mediante la instalación de otras tres máquinas, -que se suman a otras dos ya existentes-, y gracias a lo cual la filial de productos de higiene y cuidado personal, Softys, alcanzará en régimen una producción de 18 millones 500 mil mascarillas mensuales en México, Brasil, Perú y Chile.

La compañía busca generar un suministro local, oportuno, seguro y de calidad, que colabore en la tarea de reducir los riesgos de contagio de enfermedades virales bajo el actual contexto de crisis sanitaria, y por lo mismo, distribuirá estas mascarillas de manera gratuita a través de los respectivos servicios públicos de salud.

“Hemos visto la urgente necesidad que existe de mascarillas, por lo que estamos ampliando nuestra producción inicial de 3 millones al mes en Chile y Brasil a más de 18 millones, y sumando a Perú y México”, destacó Gonzalo Daraidou, gerente general de Softys.

Las dos primeras máquinas, con capacidad de producir un millón quinientas mil mascarillas cada una, llegaron el pasado fin de semana tanto Santiago como a Sao Paulo (Brasil). En el caso de Chile, los técnicos de Softys ya se encuentran inmersos en el proceso de ensamblaje en la planta de Puente Alto, y se estima que se podría comenzar con la producción dentro de 30 días.

“No estamos abordando este desafío como un negocio, sino como la respuesta que se espera de una compañía orientada al cuidado de las personas, tal como lo hacemos con nuestros productos de higiene y cuidado personal”, agregó Gonzalo Darraidou.

Por lo mismo, en Chile, CMPC se encuentra elaborando un convenio con la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast) para la distribución de las mascarillas, de acuerdo a las prioridades que establezca la autoridad de salud.

Adicionalmente, desde la compañía destacaron la colaboración que han recibido de muchos de sus proveedores de negocio en diversos países, la cual se ha traducido en la entrega sin costo de servicios o insumos para el envasado de las mascarillas, entre otros aspectos.

Nuevas máquinas

Dos nuevas máquinas, similares a las ya adquiridas, serán instaladas para producir mascarillas en Perú y México. Y en el caso de Brasil, se sumará una segunda máquina, con capacidad para producir 12 millones 500 mil unidades al mes, y que partirá sus operaciones en 120 días.

“Estamos convencidos que la producción local de mascarillas brindará mucha tranquilidad en momentos en que la dependencia externa de estos productos se vuelve compleja, debido la alta demanda mundial”, finalizó Gonzalo Darraidou.