Ambiente

Ministro de Energía entrega Sello de Eficiencia Energética a CMPC

La empresa recibió el reconocimiento en las categorías Gold, Silver, el premio Clean Energy Ministerial y Medida de Eficiencia Energética Destacada.

Por , 29 de Enero de 2020

Gracias a las medidas adoptadas en sus plantas productivas, CMPC fue premiada con el Sello de Eficiencia Energética. Esto, en la categoría Gold, la más alta de la premiación, y Silver, además de los reconocimientos Clean Energy Ministerial y Medida de Eficiencia Energética Destacada.

El reconocimiento del sello Gold, que distingue a las organizaciones chilenas certificadas con la norma ISO 50.001 con al menos dos medidas de eficiencia energética (EE) implementadas, fue entregado por el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, y el director ejecutivo de la Agencia de Sostenibilidad Energética, Ignacio Santelices, al gerente general de CMPC, Francisco Ruiz-Tagle, y a representantes de los equipos de las plantas Santa Fe, Pacífico, Laja y Sack Kraft, las cuales destacaron por sus sistemas de eficiencia energética.

En tanto, en la categoría Silver -que alude a la implementación de un proyecto o iniciativa de eficiencia energética y un Sistema de Gestión de la Energía- la empresa forestal fue premiada por su trabajo en cuatro de sus instalaciones: Softys Puente Alto, Softys Talagante, Aserradero Bucalemu, Remanufactura Coronel y Aserradero Mulchén.

Los reconocimientos, que son parte del Sello de Eficiencia Energética, son entregados por el Ministerio de Energía y la Agencia de Sostenibilidad Energética a las empresas líderes de los distintos sectores productivos del país y que demuestren un alto compromiso del directorio y/o gerencia en materia de eficiencia energética, logrando generar una cultura organizacional sobre el buen uso de los recursos energéticos.

Bajo este escenario, el director ejecutivo de la Agencia de Sostenibilidad Energética, Ignacio Santelices, explicó que “necesitamos una visión de más de largo plazo, necesitamos potenciar la eficiencia energética, porque está claro que es productividad, es calidad de vida en los hogares y además es una contribución importante al medio ambiente. Finalmente todos los kilowatts ahorrados de energía son toneladas de CO2 que dejamos de emitir, y es menos material particulado que está en nuestras ciudades”.

Por su parte, el gerente de Bioenergía Forestales de CMPC, Enrique Donoso, explicó que “para nosotros es una gran alegría y un gran orgullo recibir estos premios porque significan en parte un reconocimiento a todo lo que estamos haciendo. Partimos hace dos años atrás con las plantas de celulosa que ganaron premio, este año además se agregaron Sack Kraft y también en Silver las plantas de madera y de Softys, y esperamos seguir avanzando y recibir muchos premios más con las nuevas plantas que vamos a ir incorporando al sistema”.

Cabe mencionar que el Sistema de Gestión de Energía que usa CMPC, y que permitió a la empresa poder ganar dichos reconocimientos, es la herramienta que permite mejorar el desempeño energético y mantenerlo en el tiempo. “El uso eficiente de energía ayuda a disminuir nuestros costos y, a su vez, a la protección del medio ambiente, porque nos ayuda a reducir los gases de efectos invernadero”, añade Donoso.

La empresa también fue reconocida de manera doble, por su desempeño durante el año 2018, con la premiación Clean Energy Ministerial, un galardón entregado por esta asociación internacional a compañías que destaquen por su planificación en torno a la Eficiencia Energética.

Adicionalmente, la empresa se adjudicó el reconocimiento Medida de Eficiencia Energética Destacada, bajo que el se distingue una de las iniciativas -que haya generado un mayor impacto- presentadas por las empresas para la postulación al Sello de Eficiencia Energética.

En el caso de CMPC, fue reconocida con la categoría Gold, por la eliminación de pérdida de aire comprimido en la planta Sack Kraft de Chillán, y el premio –entregado por el ministro de Energía- fue recibido por el gerente general de CMPC y el gerente de planta Sack Kraft, Andrés Sanhueza.

Otras iniciativas

Pese a que CMPC no tiene como negocio principal la generación de energía eléctrica, la compañía -por medio de su área de Bioenergías- logró en los últimos seis años inyectar al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) un promedio anual de 650 gigawatts hora (GWh – año), lo que equivale aproximadamente al consumo residencial anual de toda la Región de La Araucanía, además de satisfacer las necesidades de sus plantas de celulosa.

La clave para lograr mayor eficiencia en el uso de energía es el rol que tiene dentro de la compañía el área de Bionergía, cuyo gerente es Enrique Donoso, quien comenta que “queremos ser más eficientes y competitivos en los mercados donde participamos, asegurando procesos y actividades sostenibles en el largo plazo. En esta línea, hace unos años nos pusimos como meta mejorar el desempeño energético en nuestros procesos, con la implementación de Sistemas de Gestión de la Energía y proyectos de Eficiencia Energética”.

Lograr eficiencia energética es fundamental para una empresa que tiene un uso intensivo de energía que se divide de la siguiente manera: el 83% del consumo lo tienen las plantas de Celulosa; el 10% Softys; y el 7% Packaging.

Donoso sostiene que “las plantas de celulosa son las principales consumidores de energía eléctrica y térmica de la empresa; sin embargo, el 100% de esa energía es autoabastecida a través de procesos de cogeneración que utilizan biomasa como combustible”.

La biomasa se obtiene de los residuos orgánicos forestales derivados del manejo de los bosques –astillas y cortezas-, además de subproductos del proceso de fabricación de celulosa (como la lignina) y el manejo de la madera en aserraderos, que son los que conforman la biomasa y logran vapor de alta presión, que antes de utilizarlo en el proceso de fabricación del producto, mueve turbinas que generan energía eléctrica, pero sin generar contaminación.

Así, las tres plantas de celulosa que CMPC posee en Chile (Pacífico, Santa Fe y Laja), se autoabastecen de electricidad para el funcionamiento de los equipos y sistemas necesarios en el proceso de elaboración del producto; mientras que los excedentes de las plantas chilenas son entregados al SIC.

“La biomasa conforma un proceso virtuoso, que ayuda al uso sustentable y eficiente de los recursos, utilizando un recurso renovable, evitando el uso de energía a partir de combustibles fósiles, reduciendo los costos de energía en las plantas, aportando a tener productos más competitivos para ofrecer a nuestros clientes”, destaca Enrique Donoso.