Seis claves para entender por qué destituirían a Fernando Lugo

Además de las muertes ocurridas en Curuguaty se acusa al Presidente de autorizar el uso de la fuerza contra colonos sin tierra y de no ser capaz de disminuir la inseguridad ciudadana. Desde el Congreso aseguran contar con los votos para destituirlo.

Seis claves para entender por qué destituirían a Fernando Lugo
Por

Los representantes del presidente paraguayo Fernando Lugo (61 años), se juegan el todo por el todo para defenderlo del juicio político  iniciado este jueves por diputados del Partido Liberal Radical Auténtico que podría sacarlo de su cargo. Argumentan que la acción judicial es “arbitraria” e ilegal y que en menos de 24 horas no han tenido el tiempo suficiente para estructurar una defensa adecuada al mandatario.

Además el procurador general de la República, Enrique García manifestó este viernes que el enjuiciamiento constituye un “grave desvío del orden jurídico” vigente en el país, ante lo cual reclamó la “suspensión inmediata de los efectos” de la resolución adoptada por los parlamentarios.

Desde el Congreso, en tanto, ya ha trascendido que 44 de los 45 senadores ya están presentes en la sesión, que requiere una mayoría de dos tercios para destituir al jefe de Estado. Con lo cual la distitución sería un hecho. Las razones esgrimidas por los liberales para secar al Presidente son cinco:

1.- La falta de reacción del Mandatario frente a la muerte de 11 campesiones y seis policías en un enfrentamiento ocurrido el pasado viernes 15 de junio en el marco del conflicto de los “sin tierra” en la localidad de Curuguaty, en el nordeste del país, cerca de la frontera con Brasil.

2.- El uso de las dependencias del Comando de Ingeniería de las Fuerzas Armadas de la Nación en el año 2009, para un acto político, todo esto con autorización de Lugo.

3.- La decisión del Presidente de autorizar el uso de fuerza militares contra colonos en el conflicto de tierras ubicadas en Ñacunday, departamento del Alto Paraná. Los uniformados ingresaron a propiedades privadas sin autorización judicial y acompañados por dirigentes de los Carperos, quienes brindaban las instrucciones.

4.-Pese a recibir cuantiosos recursos, se acusa al Presidente de haber sido incapaz de poner en marcha una política eficaz para disminuir la inseguridad ciudadana.

5.-Finalmente se cuestiona el apoyo entregado por Fernando Lugo al protocolo regional Ushuaia II. Los diputados acusadores sostienen que “a través de ese documento, los países vecinos podrían cortar el suministro de energía a la República del Paraguay”.

6.- Finalmente, si el presidente Lugo es destituido, cuestión que podría definirse al final de la tarde de este viernes, el cargo sería asumido de forma interina por el vicepresidente, el liberal Federico Franco, esto hasta la celebración de elecciones generales prevista en abril de 2013.