Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Negocios

$16.700 millones es el costo parcial del Censo 2012 que ahora podría repetirse

La funcionaria del INE, Mariana Alcérreca, quien reveló graves irregularidades en la realización del Censo que apuntan a la manipulación de los resultado, también indicó que "hicimos la comparación de cuánto cuesta el Censo en otros países, y el estándar va, si mal no recuerdo, entre 3 y 5 dólares por persona censada".

$16.700 millones es el costo parcial del Censo 2012 que ahora podría repetirse
Por 26 de Abril de 2013

La ingeniero comercial y funcionaria del Instituto Nacional de Estadística (INE), Mariana Alcérreca, quien reveló una serie de graves irregularidades en la realización del Censo 2012 que apuntan a la manipulación de los resultados, también entregó detalles respecto del costo del proceso que enorgullecía al Gobierno, pero que en la tarde de este viernes culminó con la presentación de la renuncia por parte del director del organismo, Francisco Labbé. 

En diálogo con Ciper, Alcérreca detalló en “sólo para los trabajos de 2012 fueron $16.700 millones”(cifra que equivale a 35 millones de dólares). 

La profesional fue más allá en su análisis de las cifras tras el proceso que se extendió por tres meses, al indicar que “en el INE hicimos la comparación de cuánto cuesta el Censo en otros países, y el estándar va, si mal no recuerdo, entre 3 y 5 dólares por persona censada. Nosotros estábamos dentro del rango, no estábamos haciendo un derroche de plata”

Sin embargo, agregó que “así, todos los problemas se fueron solucionando, hasta que, a medida que nos íbamos acercando a la fecha final, nos damos cuenta que no llegamos…”

Y cuando habla de “no llegar”, Mariana Alcérreca se refería a que  iban a “lograr cubrir el total de las viviendas del país en el periodo que nos habíamos propuesto. Nosotros propusimos, en principio, terminar el 30 de junio de 2012. Y no llegábamos. Empezamos a ver las curvas de rendimiento y evidentemente al principio uno avanza más rápido y al final más lento. Porque al principio ninguna casa está censada y luego tienes que ir repasando, falta una casa en esta cuadra, otro departamento en otra esquina. Cuando comenzamos a hacer los primeros cierres de datos, nos damos cuenta de dos hechos: uno, estábamos llegando a un dato de población considerablemente menor al que las proyecciones de población para el 2012 nos decían. Y dos, había preocupación por dos indicadores bien importantes en un Censo: la cantidad de viviendas con moradores ausentes -casas que tú ves que hay gente que vive ahí, pero no están– y  la cantidad de viviendas desocupadas. Entonces vino un fuerte apretón operativo para disminuir esos porcentajes muy altos y para asegurarnos que estaban correctas esas cifras de viviendas desocupadas y de viviendas con moradores ausentes”, explicó.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día