Un llamado a la empatía

Es imperativo que como sociedad busquemos alternativas que permitan desarrollar un plan de trabajo para poder ir en ayuda de estas familias migrantes, pero, sobre todo, trabajar en la prevención de situaciones como la de Iquique a través de la educación emocional, la mejora en nuestros niveles de empatía y la compasión amorosa.

Compartir

Ciudadanos iquiqueños convocaron a una manifestación producto de su descontento con la llegada de migrantes ilegales, situación que culminó con las carpas y enseres de los ciudadanos extranjeros quemadas; escenario que nos mostraba cómo Carabineros había desalojado a varias familias de migrantes, la mayoría de ellos de nacionalidad venezolana, quienes por semanas se habían instalado en la Plaza Brasil de Iquique, sector donde adicionalmente se produjeron una serie de refriegas entre vecinos y los extranjeros.

Como Fundación Liderazgo Chile entendemos la molestia de nuestros compatriotas, pero repudiamos profundamente la falta de empatía y el descontrol evidenciado durante la manifestación; expresión que olvidó que estamos frente a un otro que arribó a Chile en busca de aquellas oportunidades y calidad de vida que su propio país no fue capaz de darle, pero que contrariamente a eso, sólo encontró desprecio y poco corazón en esta angosta faja de tierra.

Una de las grandes peleas globales a las que nos enfrentamos tiene relación con la crisis migratoria, proceso al que tristemente muchos están obligados. Es por eso que hacemos un llamado a todas las autoridades gubernamentales y municipales, pero especialmente a la sociedad civil de Iquique para propiciar una alternativa que eche abajo las lógicas disociativas demostradas durante las últimas horas, situación que sólo viene a validar nuestra carencia de educación emocional.

Es imperativo que como sociedad busquemos alternativas que permitan desarrollar un plan de trabajo para poder ir en ayuda de estas familias, pero, sobre todo, trabajar en la prevención de estas situaciones a través de la educación emocional, la mejora en nuestros niveles de empatía y la compasión amorosa que es tan importante en estos momentos.

Arnaldo Canales, 
Director Ejecutivo Fundación Liderazgo Chile