Argentina: justicia libera a pedófilos de las cárceles para evitar brotes de coronavirus

El empresario Carlos Dalmasso, de 63 años, está condenado a 12 años de cárcel por violar a sus dos hijos y cumplirá prisión domiciliaria con una tobillera electrónica.

Por
Argentina: justicia libera a pedófilos para evitar brotes de coronavirus
Compartir

Para evitar los contagios de coronavirus en las cárceles, los tribunales de justicia de Argentina han liberado a 156 sujetos condenados por pedofilia, lo que ha desatado la indignación de todo un país.

La polémica medida ha generado casos aberrantes, como el que protagoniza el empresario Carlos Dalmasso, de 63 años, quien está condenado a 12 años de cárcel por violar a sus dos hijos y que gracias a resolución del tribunal, deberá cumplirá prisión domiciliaria con una tobillera electrónica, algo que escapa al sentido común.

Dalmasso fue puesto tras la rejas hace siete años por “abuso sexual con acceso carnal reiterado agravado por el vínculo, en concurso real con amenazas y suministro de material pornográfico a menores de 14 años”, indicó Clarín.

Junto a él, otro caso que ha llamado la atención de la prensa es el de Pedro Olmos, un hombre de 68 años acusado de violar una menor de 13 años y que también deberá cumplir  condena en su hogar, lo que ha generado el repudio de los argentinos, porque además su domicilio está a metros de la casa de la víctima.

Ha sido tanta la presión de los vecinos que incluso amenazaron con quemarle la casa a Olmos si las autoridades no tomaban cartas en el asunto.

Por ello y gracias al clamor popular, el acusado volvió a prisión, pero de manera preventiva en una comisaría de Malvinas Argentinas, en el municipio de Almirante Brown.

“Esto no significa aún que se haya revocado su domiciliaria. Olmos pidió volver a la comisaría porque hubo incidentes con los vecinos”, confirmó el defensor.

“Está detenido por su propia protección, no para resguardar a la víctima”, dijo Gastón Santilli, abogado de la menor, quien  denunció haber sido violentada por Olmos en un cumpleaños.

Para el juez Víctor Violini, quien le otorgó la libertad a ambos sujetos, los pedófilos “padecen distintas enfermedades que los transforman en personas en peligro de muerte si se contagiaran del virus dentro de un calabozo”.

Los 156 violadores lograron la prisión domiciliaria en Buenos Aires por ser considerados dentro de los grupos de riesgo a potenciales contagios de Covid-19. 

En esta nota

Más Actualidad

Últimas noticias

Populares

Recomendados