Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Lejos de la TV: los programas de entrevistas que se han tomado Instagram

Las apuestas a través de redes sociales han aumentado a raíz de la emergencia sanitaira, transformándose en una alternativa paralela a la pantalla chica.

Lejos de la TV: los programas de entrevistas que se han tomado Instagram
Por 21 de Mayo de 2020

En las últimas semanas, y con motivo del impacto que ha tenido el coronavirus en el país, Instagram TV (IGTV) se ha transformado en una nueva oportunidad para llevar a cabo distintos programas y proyectos para las audiencias.

Es así como ha nacido una variada oferta de espacios, particularmente de entrevistas donde animadoras, animadores, actores, actrices, cantantes, deportistas y un variopinto catálogo de invitados se han referido a la contingencia y a su propia experiencia en medio del confinamiento.

Revista Velvet comenzó a apostar por esta plataforma con dos programas: Velvet al Desayuno, a cargo de Angélica Castro y que va a las 10 hrs.; y El Aperitivo con Jordi Castell a las 19 hrs.

“Estaba el programa de Jordi y fui la primera invitada. Me llamo la directora de la revista, Katherine Echaiz, y le encantó cómo había salido y a ella se le ocurrió que hiciéramos un programa en la mañana para generar ese espacio donde la noticia está muy fuerte en los matinales y como que te sobrepasa tanta información. Entonces ella dice que sería genial generar este espacio en la mañana para hacer un programa donde se hablen de otras cosas, obviamente de cómo estamos pero también de recorridos, hablar de carreras, de familia, anécdotas”, cuenta Angélica Castro en conversación con EL DÍNAMO.

En los próximos días se cumplirán dos meses desde que iniciaron el proyecto el que, según agrega, ha sido “súper bien recibido”, donde además el público toma un rol importante al aportar con preguntas dentro de la conversación.

Para poder llevarlo a cabo, Castro explica que “después de 30 años trabajando en televisión, de cierta manera igual te da un esquema y una forma de trabajo. Soy muy disciplinada y me gusta estar informada, cuando tengo un entrevistado, obviamente tengo un equipo que trabaja conmigo, hay ciertas pautas. Pero independientemente, siempre reviso al invitado de pé a pá”.

Jordi Castell, por su parte, inició esta serie de programas en Instagram con El Aperitivo, que surgió durante los primeros días de cuarentena a través de su propia cuenta y que se sumó a la propuesta de Velvet tras sus primeras emisiones. “Fue así de ejecutivo, rápido”, aseguró a EL DÍNAMO.

“Los primeros días, cuando fue mío 100%, establecí la fórmula de sapearle o de observarle el Instagram al invitado y desde ahí construir temas de conversación atractivos en relación a los post que hacen. Mantengo eso, hasta el día de hoy. Instagram es una nueva realidad, ahí hay mucha información para establecer conversaciones y, en paralelo, el equipo de la revista me va mandando un par de tips”, cuenta respecto a cómo funciona su espacio, agregando que “es un programa 100% visual, 100% manual porque lo manejo yo desde mi teléfono, pero también es de emociones”.

Una oportunidad lejos de la TV

Quien también se sumó a esta tendencia fue Hugo Valencia, quien hasta hace unas semanas se desempeñaba en el Buenos Días a Todos de TVN, desde donde fue despedido.

“Como a las dos semanas de que partió la cuarentena en mi comuna que fue más o menos el 15 de marzo pasado, me nació la inquietud de aprovechar el tiempo en las tardes para retomar lo que de alguna forma fue el inicio de mi carrera que eran entrevistas a la gente del mundo del espectáculo. Quise hacerlo a través de la plataforma de Instagram, que me permitía conectarme con ellos y, a la vez, retroalimentarme con comentarios de la gente al mismo tiempo”, relató Valencia a EL DÍNAMO.

De esta manera, y gracias a su trayectoria como periodista de espectáculos, logró concretar sus programas con entrevistas a través de Instagram con figuras que “anteriormente ya había entrevistado en los programas en los que trabajé”, agregó.

Para llevarlo a cabo, Valencia se dedica el fin de semana a conseguir a los cinco invitados semanales y a preparar una pauta de preguntas relacionadas a cada invitado y a lo que a él le gustaría sabe. Junto con eso, también, promociona los episodios a través de sus cuentas en redes sociales.

“Creo que el programa ha tenido muchas ganancias para todos los involucrados. En lo personal, me permite en este periodo en que estoy en confinamiento pero también cesante, mantenerme en comunicación con el público y saber las exigencias que tiene la gente, que es lo que demanda. A la vez me ha permitido reencontrarme con la entrevista”, aseguró.

La alternativa a la TV

Estos programas de Instagram surgen luego de que la emergencia sanitaria también golpeó fuertemente a la industria televisiva, donde se tuvieron que tomar diversas medidas y hoy en día los matinales se han transformado en los principales espacios dentro de una oferta marcada por los “programas envasados” y los reestrenos.

En ese sentido, Angélica Castro sostiene que “por un lado lo encuentro súper positivo. Creo que hoy más que nunca se necesita un sostén emocional. El hecho de que las personas estén en las casas, hay una sobrecarga muy fuerte, emocional y mental que es muy poderosa. Entonces necesitas espacios durante el día para poder salirte de lo que estás viviendo en tu casa y la noticia dura. Uno necesita espacios de relajo, donde puedas hacer preguntas, ser escuchado”.

Hay gente que no quiere conectar con la noticia que está todo el día con estos índices que sube y baja, y que es tremendo y agotador. Evidentemente hay que informarse, estar preparado, pero hay que ponerle una cuota y saber hasta cuánto quieres estar conectado. Por eso está esta explosión de estos espacios, de los en vivo que se van generando”, agrega Castro.

Jordi Castell es un poco más crítico en ese sentido. “Yo llevo cinco años teniendo a Instagram como mi fuente de ingresos principal, hago campañas, me dedico a fortalecer y visibilizar no solo marcas u objetos que tienen que ver con lo que me interesa. Te lo hablo en términos comunicacionales porque Instagram más allá de ser un álbum de fotos o de ser las cosas que uno quiere mostrar, es una estrategia y una forma de comunicarte con el mundo. O sea, depende como tú quieras que te vean, como tú te vas a mostrar e Instagram tiene eso, de espontáneo, además de focalizado”, apuntó.

“Eso, lamentablemente, es todo lo que perdió la televisión. La televisión dejó de ser un referente, dejó de saber conectarse. Lamentablemente recurrieron a la fórmula barata de sumar rating inmediato y no construir un rating o no construir credibilidad. Y lo triste es que terminaron subestimando a la gente, a las audiencias”, continuó Castell, agregando que lo ocurrido en la industria chilena fue “falta de profesionalismo, egocentrismo y mediocridad absoluta en los ejecutivos de los últimos 15 y 20 años”.

Por su parte, Hugo Valencia planteó que “los espacios de conversación son prácticamente nulos en la televisión y estas plataformas digitales nos han permitido retomar algo que la gente quiere y necesita. Porque no solo es una conversación, sino que también es un área de la entretención que la gente está demandando“.

“Hace muchos años que las plataformas digitales les ha robado a la TV espacios que yo no entiendo por qué decidieron abandonarlos. No solamente hay un interés ciudadano por estos espacios, sino que las marcas cada día se están interesando también en avisar en estos espacios, por eso no entiendo por qué la TV los ha dejado de lado”, añadió. “Por un tema de recursos y capital humano, la TV ha dejado de lado, no solo este tipo de producciones, sino que la producción de contenido nacional en general”, agrega Valencia.

A pesar de todo, si hay algo en que concuerdan es que Instagram se ha transformado en una alternativa para el contenido que ofrece hoy la televisión con sus programas y que no pretenden abandonar una vez que el país supere la emergencia sanitaria.

Relacionados

Comenta