Catalina Saavedra: “Para los canales, las producciones del CNTV son un cacho”

La protagonista de la serie Helga y Flora de Canal 13 conversó con EL DÍNAMO sobre su trabajo en esta ficción, donde además criticó el poco valor que le brindan los ejecutivos de las distintas estaciones a estas producciones.

Por
Catalina Saavedra: "Para los canales, las producciones del CNTV son un cacho"
Compartir

Desde hace algunas semanas, Catalina Saavedra regresó a la televisión de la mano de la serie Helga y Flora que Canal 13 emite todos los sábado cerca de la medianoche.

La ficción, ambientada en la Patagonia de 1933, retrata la historia de las primeras mujeres detectives de la policía fiscal de Chile, las que para su primera misión son enviadas a un pueblo llamado Kerren ubicado en la isla grande de Tierra del Fuego. Allí deben investigar el robo de Siegfried, un caballo de propiedad de Raymond Gamper (Alejandro Sieveking), un poderoso estanciero de origen alemán.

Al momento de hablar sobre este trabajo, que fue financiado con más de $400 millones por parte del Consejo Nacional de Televisión (CNTV), la actriz solo tiene elogios. “Imagínate, un lujo, un privilegio haber trabajado en esa serie. Siempre a los actores nos gusta mucho trabajar en el formato serie porque es lo más cercano al cine. Por lo general, es con gente de cine, los equipos son expertos en cine, entonces tiene todo ese valor que muchos de los actores le damos, es un privilegio”, aseguró en conversación con EL DÍNAMO.

Saavedra interpreta a Flora, un rol que ella construyó de manera “libre” gracias a un completo guión que “en términos de personaje, está muy completo y muy claro”, por lo que “fue jugar no más a ser la PDI de 1930”, contó. “Yo soy bastante intuitiva, pero sobretodo si el guión me da material, no tengo que hacer mucho más que hacer caso al guión e investigar un poco la época. Pero también siento que los seres humanos vamos aprendiendo a medida que vamos haciendo”.

Para llevar a cabo las grabaciones, el equipo completo se trasladó hasta la Patagonia, paisaje que para ella es considerado otro de los protagonistas de Helga y Flora. “Mi papá lo decía, él es el guionista, Omar Saavedra, tremendo escritor. Él cuando escribió, lo hizo pensando en que la Patagonia fuera el otro protagonista, por eso se hizo todo lo posible para que se grabara totalmente allá”, reveló.

Costó mucho que se hiciera, una serie que arriesgó hacerla 100% allá y eso significaba estar todo el rato en Punta Arenas, viajar una hora y media o una hora y cuarto a la locación, desde muy temprano, lidiar con la nieve porque fuimos dos veces. La primera estuvimos como dos meses y la última un mes. Pero, nosotros, los audiovisuales, somos gente súper aperrada, no tuvimos que lidiar mucho con nada, estábamos felices”, aseguró.

La importancia de Sieveking

Helga y Flora debutó el pasado 25 de abril en Canal 13, casi dos meses después de la muerte de Alejandro Sieveking, quien interpretó al villano de la historia.

Al recordarlo, Catalina Saavedra manifiesta que “con él siempre todo era magnífico, todo era simpático, todo era alegre, todo era intelectual, gracioso, hermoso, estético. Era un ser súper luminoso. Creo que era una de las personas más jóvenes que he conocido a sus 85 años”.

De hecho, su muerte, aseguró, fue un duro golpe, tomando en cuenta que ella estuvo muy cerca de él los últimos diez años. “Fui testigo del proceso, ya hace tiempo venía enfermo. Pero digamos que nos afectó con una tristeza inmensa porque deja de existir un ser genial en toda su magnitud”, afirmó.

En esa misma línea, sostuvo que “también es el ciclo de la vida, yo creo que la muerte hay que entenderla así. Yo por lo menos quiero abuenarme con la muerte desde hace mucho tiempo y entender que uno no decide ni nacer ni morir. Y cuando se muere de viejo, es mucho más amoroso porque tú sabes todo lo que ha vivido y todo lo que ha aportado”.

El horario y el valor a la cultura

Desde su debut en pantalla, Catalina Saavedra fue una de las principales críticas al horario que Canal 13 le otorgó a Helga y Flora: los sábados cerca de la medianoche, después de Lugares Que Hablan. En ese sentido, mantiene su postura hasta el día de hoy, aunque asegura que “no me extraña”.

“Desde un principio que los critiqué, no lo podía creer. Aunque no me extraña porque creo que los ejecutivos que están a cargo de los canales por algo tienen la programación que tienen. Me da lata, pero tampoco es muy novedoso”, expresó.

Y claro, porque no es primera vez que pasa. “Si uno hace un análisis o ves todas las series de calidad, siempre las dan muy tarde y algunas a las diez de la noche”, indicó.

Creo que para los canales, las producciones del CNTV son más un cacho que nada. Como no la hacen ellos, no las producen ellos, solo tienen el compromiso de exhibirla por contrato, las tienen que dar y las meten en el horario que les sobra. Es súper lastimoso, pero no pasa solo con esta serie, sino con la cultura en general, el arte. Es muy ingrato el trato en relación al nivel, pero en todo sentido, no solo en la tele”, manifestó.

Aún así, Catalina Saavedra destacó el recibimiento y los comentarios por parte de quienes siguen la historia semana a semana. “Hay un público muy grande que sabe valorar las series de calidad. Hay otro que no se da ni cuenta y no encuentra diferencia y le llaman teleseries y comentan ‘oye qué buena la teleserie’”, planteó.

“Pero súper amorosa la gente, súper cachando todo y valorando… Me impresionan los comentarios cuando valoran la fotografía, valoran la música, el arte, y que no queda solo en el actor famoso. Se amplía la mirada de un grupo de espectadores que está ávido de cosas así”, cerró la actriz. 

En esta nota

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Actualidad

Últimas noticias

Populares