Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

El pasado fiestero que une a Chino Ríos y el Huevo Fuenzalida

En su momento, ambos personajes eran compañeros habituales de fiestas, donde Huevo Fuenzalida aseguró que si bien no eran amigos con Chino Ríos, eran "amigos de carretes".

El pasado fiestero que une a Chino Ríos y el Huevo Fuenzalida
Por 30 de Septiembre de 2020

La relación entre Marcelo Chino Ríos y Daniel Huevo Fuenzalida enfrenta varios episodios, donde el ex número 1 del mundo le cuestionó al animador de TV las ocasiones en el que “desclasificó” las numerosas fiestas en las cuales coincidieron.

Sin embargo, esto cambió luego que el Chino Ríos le mandara un mensaje por la enfermedad de su madre, quien padece Covid-19.

“Acá estamos todos muy preocupados por tu mamá, no podemos ni dormir. Por mi parte te deseo lo mejor y ojalá se recupere cualquier cosa aquí estaré muy pendiente”, fue el comentario que le dejó al Ex Huevo en su cuenta de Instagram.

Pero la relación entre ambos se remonta hace varios años, cuando eran amigos de carrete, como lo explicó Huevo Fuenzalida, quien explicó que conoció al Chino a través de Jorge Massú, el hermano de Nicolás Massú.

Así, estuvo presente en los escándalos más conocidos del otrora tenista, como cuando orinó en los pies a un modelo argentino en La Serena.

Fuenzalida explicó a Sigamos de Largo de Canal 13 que “uno ahora lo cuenta como anécdota pero fue bastante irresponsable. Yo fui a animar una exhibición del Chino Ríos, después de eso hubo una fiesta del tenis. Y ahí fue la primera vez que hablé con él”.

Consultado sobre si vio el hecho, el animador de TV recalcó que “yo estaba en el baño de hecho. A las 8 de la mañana el Chino dice ‘vámonos al casino’ y fuimos al casino. Después del casino ‘oye, vamos a tomarnos una cerveza’ y fuimos a tomarnos una cerveza al Muelle en La Serena. Y después de eso vino un lamentable accidente, afortunadamente no salió nadie dañado”.

A esto se suma a una fiesta que compartieron en 2003 en el Bar Liguria de Manuel Montt, donde Fuenzalida relató que el Chino Ríos cortó la luz del local en tres ocasiones, para luego pedir 20 schops, botarlos al suelo y luego orinar en el piso.

“Era el año 2003 y Marcelo Ríos descubre el Liguria de Manuel Montt. Lo invité, le gustó. (…) Antes del ‘liguriazo’ que nos pegamos con el Waldo Martínez (otro incidente), habíamos ido al Liguria. ¿Y se acuerdan que antiguamente uno entraba al Liguria y había un privado? Una salita que tú podías pedir donde había una pequeña mesa, un comedor”, recordó en Me Late de TV+.

Huevo Fuenzalida señaló que de repente el Chino” ve el automático de la electricidad. Entonces va y hace ¡pá! y apaga toda la luz del Liguria. Viene el garzón y le dice ‘Marcelito, já-já, que buena la talla… Permiso…’ ¡Pum! Y pone el automático para arriba”.

Pero tras hacerlo por tercera vez, “ahí viene el garzón y le dice ‘¿sabes qué, Marcelo? Me está quedando la escoba. Las máquinas de Redbank se baja el sistema, las cajas registradoras me vuelven a cero, ¡tengo la cagá! Es jueves, viernes en la noche, ¡no puedo hacer más! ¡De verdad no lo hagas más!’”.

Tras esto, solicitó 20 schops “y los agarra cuatro schops y los tira al suelo. Y toma los otros cuatro y los tira al suelo. Y toma los 20 schops y en el privado los tira al suelo“.

“Y hasta que se formó una piscina en el suelo, dicen que por debajo de la mesa habría orinado… Dijo ‘no, no quiero al baño…’ Para disimular”, señalando que no quiso ir al baño “porque estaba muy lleno“.

Relacionados

Comenta