Experto disecciona derrame de Quintero: “Aún falta información para hacer un diagnóstico”

El académico de la Universidad Santa María, Patricio Rubio, quien se reunió con representantes de la Seremi de Medio Ambiente de la V Región para analizar el proceso de limpieza, comenta que "más que endurecer las normas habría que revisar los protocolos de prevención, acción y reacción y aplicar normas ambientales secundarias específicas para las empresas".

Por
Experto disecciona derrame de Quintero: “Aún falta información para hacer un diagnóstico”
Compartir

A casi un mes del derrame de petróleo que afectó a la bahía de Quintero y que dejó en una situación crítica a la pescar artesanal  y el medio ambiente en una amplia zona, el viernes último, representantes de la Seremi de Medio Ambiente de la Quinta Región se reunieron con tres profesores del Grupo de Sustentabilidad de la Universidad Santa María, quienes trabajan en torno a los temas de medio ambiente, responsabilidad social y eficiencia energética.

En la cita los docentes entregaron sus ideas de cara a la mejora del proceso de limpieza del espacio afectado sobre todo a nivel marino. Patricio Rubio, académico de la Universidad de Barcelona y visitante del Departamento de Industrias USM, presente en la reunión señaló que para aplicar soluciones efectivas aún faltan datos para realizar un diagnóstico certero sobre los daños provocados. Revisa aquí el análisis de este ingeniero, Doctor en ciencias de la Tierra y experto en sustentabilidad.

-Primero se indicó que el derrame protagonizado por el buque Mimosa había sido de 3 mil litros, luego la cifra subió a 22 mil y aún no hay un monto definitivo de las dimensiones ¿Son todos los derrames iguales?

Los derrames no son iguales, dependen de la cantidad y del tipo de petróleo implicado en el accidente. A igual cantidad de petróleo, pero de diferente origen, el nivel de importancia del impacto ambiental puede ser diferente (grado de afectación a la cadena trófica, coeficiente de impregnación del lecho marino y otros) y también el nivel de magnitud del impacto ambiental (área o superficie afectada). También esto depende de la cercanía a la costa, estado de la mar, calidad ambiental del área antes del impacto, es decir nunca son iguales, pero en general causan impactos ambientales severos a moderados.

-De cara a cómo se enfrenta esta tragedia, ¿recomienda aplicar soluciones técnicas o dejar que las naturales sigan su curso tras la limpieza?

Aún falta información para hacer un diagnóstico. Primero tendrá que tener más información sobre: la cantidad total y definitiva del vertido, porcentaje del combustible recuperado, estado de la columna de agua y del fondo marino, nivel de dispersión en las áreas de la costa acantilada y de playa, para poder dar una recomendación técnica.

En todo caso, dejar todo en manos de la capacidad de resilencia del medio marino litoral (recuperación natural) en este caso alargaría el proceso de recuperación, ya que es una costa sometida a una fuerte presión de actividades antrópicas y tiene un nivel de degradación previo a este grave accidente.

-¿Qué elementos son los más afectados?

En una primera fase, sobre todo los elementos vivos (peces, algueros, moluscos, crustáceos, aves, entre otros) que luego transmitirán mediante la cadena trófica algunos contaminantes a seres y plantas que aún no nacen en el área. Por lo cual, se debe hacer una evaluación permanente durante los próximos años, sobre todo si se piensa en que algunos de estos productos pasen a ser consumidos por personas. Luego están los elementos inertes, en los cuales se adosa o integran las moléculas del contaminante que lentamente bajará los límites de concentración.

-¿Cuáles son las mayores implicancias económicas que deja este desastre?

De momento, la que afecta a las pequeñas pymes que se relacionan con la mar (pescadores, zonas de manejo, actividad del turismo) con unos valores cuantificables de inmediato. Luego están los valores intangibles que tiene que ver con la reputación de la calidad ambiental del área que al ser esta noticia de desastre ampliamente difundida, baja el nivel de atracción del área que en los temas ambientales tiene ya un alto valor negativo.

-En este escenario,  ¿debería ampliarse la zona de sacrificio ambiental de Ventanas?

Sí, hay que proyectar o ampliar esta zona de sacrificio ambiental sobre el medio marino, porque el mito de la capacidad infinita de disolución del mar no es tal y menos en medios costaneros como este. La contaminación está presente en el área antes de este accidente, por los aportes o emisiones de contaminantes que llegan al agua por vía aérea o por las aguas de descarga de la costa.

-El Gobierno anuncio el viernes último un plan de medidas para Quintero y Puchuncaví que incluye múltiples medidas de apoyo a la gente junto a una auditoría a los proyectos existentes, ¿se deberían endurecer las normas que rigen las actividades industriales?

Más que endurecer las normas habría que revisar a fondo todos los protocolos para la prevención, acción y reacción antes estos derrames y por supuesto aplicar normas ambientales secundarias específicas para las empresas del área, para iniciar la bajada de la carga ambiental de la zona mediante un plan estratégico. Hay que hacer un plan de manejo ambiental industrial integral para todo el pool de esta área y las inmediatas. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Ambiente

Últimas noticias

Populares