Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Ambiente

Iniciativa público-privada busca recuperar el hábitat de árbol chileno en peligro de extinción

Los incendios registrados durante el verano de 2017 consumieron más del 50% del bosque de Ruil, especie nativa que sólo crece en la Región del Maule y que se encuentra protegida por la legislación vigente.

Iniciativa público-privada busca recuperar el hábitat de árbol chileno en peligro de extinción
Por 4 de Septiembre de 2018

En enero de 2017, durante la temporada de incendios que afectó a la Región del Maule, las llamas destruyeron más del 50% de los bosques de una especie de árbol endémico de Chile que se encuentra en peligro crítico de extinción. Se trata del Ruil, que hasta antes de los últimos incendios, contaba con un poco más de 350 hectáreas de bosques en el país, de las cuales cerca de la mitad corresponde a un Área de Alto Valor de Conservación (AAVC) protegida por CMPC dentro de su patrimonio.

Tras esta realidad, y en el marco del proyecto Fondo de Protección Ambiental (FPA), se realizó la plantación de una hectárea de esta especie al interior del AAVC Ruiles de Empedrado. Esta iniciativa fue ejecutada por la Universidad de Talca, fue financiada por el Ministerio de Medio Ambiente y contó con CMPC como organismo colaborador, aportando el área de plantación, trabajadores para la respectiva implementación, 200 plantas de Ruil y el cercado perimetral de la zona protegida.

“El Ruil es un árbol que está presente solamente en nuestra región. Por eso es endémico de esta zona y tiene una superficie aproximada de un poco más de 350 hectáreas, se distribuye solamente en la cordillera de la costa, entre Curepto por el norte y Chanco en el sur”, explicó el investigador asociado al Centro Geomática de la Universidad de Talca, Pedro Garrido.

En este contexto, Garrido relató que el Ruil es una especie muy antigua que pertenece a una familia de árboles que tiene una gran importancia botánica en Chile y su particularidad radica en que es el único representante en la Región del Maule, sin poder encontrarlo en ningún otro lugar del país ni del mundo.

“Es un árbol que, en vista de su condición de pequeña superficie remanente que es la que está quedando, se encuentra amenazado en extensión y está protegida por la legislación vigente en Chile, está declarado como una especie en peligro de extinción y, además, es una especie considerada Monumento Natural y eso implica que se debe resguardar su población y el medio natural en que habita”, señaló el investigador de la Universidad de Talca.

Asimismo, sostuvo que este proyecto apunta a “favorecer la activación de procesos de restauración; la recuperación de población de especies arboreas amenazadas es un proceso difícil porque estas especies, en particular el Ruil, son de poblaciones muy pequeñas que están muy fragmentadas, es decir, no conforman grandes ni extensos bosques sino que se reduce más bien a zonas de quebradas y laderas sombrías y sus poblaciones están (…) muy reducidas en tamaño. Tienen una condición de amenaza permanente en ese sentido”.

En vista de ello, lo que busca esta iniciativa es la recuperación del hábitat y el repoblamiento de las especies incendiadas con nuevos individuos de la misma. Todo esto involucra una serie de medidas de protección en los terrenos donde se están realizando las plantaciones de Ruil.

“Dentro de las acciones que CMPC está realizando para la conservación, protección y cuidado del patrimonio ecológico, el Ruil tiene una participación relevante. Es así como a partir de 2013 se está llevando a cabo un proyecto de restauración que aumenta a más de 300 hectáreas el AAVC con el objetivo de incrementar la presencia de Ruil. Este trabajo se ha realizado con el valioso aporte de expertos de la Universidad Austral de Chile y la Universidad de Talca”. Además, implica algunos procesos en cuanto al manejo adecuado de la zona de protección de la planta, fertilización, resguardo contra animales y cercado perimetral para evitar el ingreso de ganado y de personas, entre otros aspectos.

Relacionados

Comenta