Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Deportes

El caso de Charles Aránguiz: de pedir la suspensión de un partido a no inscribirse para votar en el plebiscito

El volante del Bayer Leverkusen fue uno de los más involucrados al entregar sus opiniones a favor de la movilización, pero también fue uno de los jugadores que no cambió su domicilio electoral para el plebiscito.

El caso de Charles Aránguiz: de pedir la suspensión de un partido a no inscribirse para votar en el plebiscito
Por 30 de Enero de 2020

Este 26 de abril Chile tendrá un plebiscito en donde los ciudadanos tendrán la posibilidad de aprobar o rechazar la redacción de una nueva Constitución. Este proceso, que se desató luego del estallido social del 18 de octubre, no contaría con la participación de varios futbolistas “top”, quienes pese a respaldar las movilizaciones no hicieron el trámite para ejercer su derecho.

En un listado publicado por El Mercurio se mostró a varios seleccionados nacionales que no hicieron el cambio de domicilio, con el que quedarían habilitados para participar del proceso en el exterior. Muchos de estos futbolistas estarán jugando con sus clubes durante ese fin de semana, lo que haría prácticamente imposible un viaje a Santiago para votar.

Uno de los casos emblemáticos es el de Charles Aránguiz, quien había sobresalido entre sus compañeros de la selección chilena al entregar su apoyo absoluto a las protestas, pero no participará del plebiscito.

La suspensión del amistoso

Charles Aránguiz entrenando con la selección (Agencia Uno)

Las manifestaciones y el estado de emergencia decretado por el Gobierno llevó a que todo el fútbol chileno paralizara sus actividades. La selección chilena terminó siendo perjudicada por este congelamiento, ya que sus jugadores decidieron no ir a Lima para disputar un amistoso ante Perú, el que estaba pactado para el 19 de noviembre.

Uno de los jugadores que expuso su postura contraria a jugar el partido fue Aránguiz, quien al llegar a Chile afirmó que no se debía realizar el duelo en respeto a las víctimas del estallido social.

“Lo que está pasando en el país también es bastante serio, así como te digo, mi opinión es que no se debería jugar, pero también es un tema a conversarlo en Pinto Durán”, dijo el jugador del Bayer Leverkusen antes de que el plantel tomara la decisión.

Lo cierto es que la postura del “Príncipe” no era unitaria en el equipo que dirigía Reinaldo Rueda. Arturo Vidal había manifestado sus deseos de jugar pese a la complicada situación que vivía el país. Además, ningún otro jugador aparte del puentealtino había entregado públicamente su posición de no presentarse ante los del Rímac.

Luego de casi tres meses de conflicto, el ex Colo Colo y Universidad de Chile no apareció en el listado de votantes que ejercerán su derecho de participar en el plebiscito en Alemania al no hacer su cambio de circunscripción electoral antes del 26 de diciembre, el plazo final que fue impuesto por el Servel.

Para poder votar, el futbolista le debería pedir permiso a su equipo para viajar a Chile y sufragar en Vitacura, comuna en la que aparece habilitado.

Los otros “opinantes” que no hicieron el trámite

Claudio Bravo y Gary Medel. (Agencia Uno)

Aunque Charles Aránguiz fue el más claro en sus posiciones tras el estallido social, hubo otros jugadores de la Roja que participaron activamente entregando su opinión sobre el estallido, quienes tampoco hicieron el cambio de domicilio de rigor para votar en el plebiscito por la nueva Constitución.

Gary Medel, por ejemplo, no hizo el trámite ante el Servel para poder votar en Italia por lo que durante el fin de semana del plebiscito debería seguir con sus actividades en el Bologna.

El ex Universidad Católica también había sido una de las voces potentes del fútbol chileno a favor de las manifestaciones. En su condición de capitán del equipo, fue él quien informó la decisión de sus compañeros de no presentarse al amistoso con Perú.

Al igual que Aránguiz, otro referente que, de no mediar otra circunstancia, no votaría en el plebiscito es el arquero Claudio Bravo. El jugador del Manchester City también había entregado su visión sobre las razones que motivaron las manifestaciones.

“Vendieron a los privados nuestra agua, luz, gas, educación, salud, jubilación, medicamentos, nuestros caminos, bosques, el salar de Atacama, los glaciares, el transporte. ¿Algo más? ¿No será mucho?  No queremos un Chile de algunos pocos. Queremos un Chile de todos. Basta”, expresó el portero el día 19 de octubre.

Al igual que el resto de sus compañeros, el oriundo de Viluco tendría que apelar a la buena voluntad de su club para que le permita venir a Buin a ejercer su derecho en el proceso eleccionario más importante desde el retorno de la democracia.

Relacionados

Comenta