Educación

PSU: rectores de universidades adscritas al Sistema Único de Admisión afirman que suspender la Prueba de Historia era la mejor opción

Tras anunciarse que no se rendirá la Prueba de Historia y que el resto de las pruebas pendientes se tomarán a fines de enero, diferentes representantes de planteles de educación superior analizan si ésta fue o no la mejor alternativa.

Por , 10 de Enero de 2020

Durante la tarde de este jueves 9 de enero, el CRUCh anunció que finalmente no se realizará la Prueba de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, suspendida tras la filtración de un facsímil. Mientras que las pruebas de Lenguaje, Ciencias y Matemática, que no pudieron rendir algunos estudiantes debido a diversos incidentes, serán tomadas el próximo lunes 27 y martes 28 de enero.

Específicamente, el nuevo proceso comenzará con la rendición de la Prueba de Matemática durante la mañana del lunes, y ese mismo día en la tarde se tomará la de Lenguaje y Comunicación. En tanto, la Prueba de Ciencias tendrá lugar el día martes.

Pero, ¿fue ésta la mejor decisión? ¿Habían más opciones? Para responder estas interrogantes, El Dínamo conversó con algunos rectores de universidades adscritas al Sistema Único de Admisión (SUA), y algunas también parte del CRUCh.

“La opción”

De acuerdo al Consejo de Rectores, fueron 86.571 los estudiantes que no pudieron dar la Prueba de Matemática, 44.200 en el caso de la Prueba de Lenguaje y 37.396 la de Ciencias.

“Nosotros quisimos poner una nueva fecha lo antes posible para que los estudiantes repitieran las pruebas que parcialmente ellos no habían podido hacer, tanto en Matemática, en Lenguaje como en Ciencias. Y la primera fecha que estuvo disponible por el Demre fue el 27 y 28, así que se usó esa”, explicó a El Dínamo el rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), Ignacio Sánchez.

Ignacio Sánchez, rector de la PUC.

Por otro lado, y con respecto a la Prueba de Historia y a la decisión de no tomarla, el rector de la Universidad de Valparaíso (UV) y vicepresidente del Consejo de Rectores, Aldo Valle, afirmó – en el marco de este anuncio- que ésta se debe principalmente a un tema logístico, pues tendrían que haberla rendido “más de 200 mil estudiantes” y en una mayor extensión territorial.

Pero, ¿habían más alternativas? Según detalló a El Dínamo el rector de la PUC, “lamentablemente, y esto lo siento profundamente, no es posible dar la Prueba de Historia porque la primera fecha en la que se podría haber dado era en marzo, y eso hubiera retrasado por lo menos en un mes y medio más el proceso de admisión. Por lo tanto, con Historia hubiéramos entrado en el mes de abril o mayo a la universidad, y eso no era posible”.

Para el rector de la Universidad Andrés Bello (UNAB), Julio Castro, “en este contexto y con todas las dificultades que se han tenido para rendir las pruebas, quedaban muy pocas alternativas, y la alternativa más razonable es la que se toma; que es suspender la prueba de historia y tomar a fin de mes las otras restantes”.

“En lo particular, me duele que la Prueba de Historia no se dé. La Prueba de Historia es una prueba importante para medir algunas competencias relevantes en algunas disciplinas y carreras. Pero no tenía el CRUCh muchas más alternativas que la que está en estos momentos tomando”, señaló a El Dínamo el rector de la UNAB.

Sin embargo, para el rector de la Universidad de Talca (UTalca), Álvaro Rojas, su opción hubiese sido “hacer todos los esfuerzos” para que los estudiantes pudiesen dar la Prueba de Historia, incluso “a costa de atrasar mucho la matrícula”.

No obstante, “la realidad objetiva también hay que señalarla: hay que disponer de los establecimientos en todo Chile, y reproducir las pruebas bajo las condiciones de seguridad que se exigen requiere mucho tiempo, distribuirlas, conseguir nuevamente examinadores. Iba a ser de gran dificultad”, explicó Rojas.

Álvaro Rojas, rector de la U. de Talca.

En vista de ello, el rector de la U. De Talca planteó que ahora “hay que sumar esfuerzos, y que lo que queda por examinar de nuestros estudiantes se haga de la mejor forma posible, en las mejores condiciones ambientales, para que ellos puedan desplegar todo su talento en las respuestas que corresponda”.

Siguiendo esa misma línea, el rector de la U. Andrés Bello, Julio Castro, afirmó que hoy “lo más importante es que tenemos que preocuparnos por los estudiantes, necesitamos cuidar su tranquilidad para que puedan realizar los procesos de postulación de la mejor manera posible, y para ello también hay que reducir la incertidumbre”.

Julio Castro, rector de la U. Andrés Bello.