Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Educación

Las propuestas que han surgido durante los últimos años para mejorar la PSU

En 2013 el Informe Pearson ya entregaba algunas recomendaciones sobre cómo perfeccionar el instrumento de medición, y en estos 7 años, han sido varios los llamados que se han hecho para disminuir las brechas que acentúa la prueba.

Las propuestas que han surgido durante los últimos años para mejorar la PSU
Por 1 de Febrero de 2020

El 31 de enero de 2013, el ministro de Educación de aquel entonces, Harald Beyer, presentaba los resultados del Informe Pearson, los cuales aludían a una serie de falencias que, hacían de la PSU, el examen que evidenciaba mayores brechas entre grupos socioeconómicos, en relación a lo observado internacionalmente.

Pero aparte de enfatizar los puntos negativos de la PSU, entre los que también se encontró un sesgo de género en cuanto a la construcción de algunas preguntas, el informe entregó diversas recomendaciones, tales como sacar la corrección por adivinación, que elimina una respuesta buena por cada cuatro malas, y separar la prueba de Ciencias.

Además de adecuar la dificultad de las pruebas al nivel de habilidad de los postulantes. Esto, considerando que, por ejemplo,”la prueba de Matemática resultó demasiado difícil para la población de postulantes”, según consignó el documento.

Y es que han sido varias las críticas y sugerencias de mejora que han surgido en torno a la Prueba de Selección Universitaria durante estos últimos años, incluso mucho antes del estallido social y del movimiento que incitó al “boicot a la PSU”.

De hecho, la investigadora de la PUC, Mónica Silva, ya en 2019 hacía énfasis en que “el informe de Pearson dice claramente que el problema de la PSU de Matemática es que tiene una dificultad inadecuada para el grupo que la rinde, que este problema estaba presente ya en el año 2005 y que fue agravado por malas decisiones del comité técnico asesor del CRUCh al añadirle ítems de mayor dificultad”.

En tanto, dos años antes, en 2017, el Demre entregó a los rectores un informe donde se detallaron diversas debilidades de la PSU, y debido a las cuales se mencionó -por ejemplo- la necesidad de reducir la dependencia del currículum científico-humanista, considerando que no todos los conocimientos que se evalúan en las pruebas forman parte del currículo de quienes estudian en liceos técnicos-profesionales (TP).

Asimismo, en dicho documento, se reiteró el problema del grado de dificultad de la prueba de Matemática, la que resultaría ser muy fácil para quienes aspiran a estudiar carreras asociadas a esta área, pero muy compleja para el resto.

En cuanto a la prueba de Lenguaje, en el informe se recomendaba eliminar las secciones de conectores. Mientras que en Ciencias se proponía separar las pruebas, particularmente  por “graves problemas técnicos”.

El Demre y su apuesta para reemplazar la medición

Hace más de tres años, el Departamento de Evaluación, Medición, Registro Educacional (Demre) de la Universidad de Chile viene trabajando en propuestas sobre nuevas pruebas que reemplacen a las que hoy se rinden como parte de la PSU, y la cuales fueron presentadas al Mineduc en junio de 2019.

Específicamente, la entidad sugiere realizar tres pruebas de selección y dos de caracterización. Con respecto a las primeras, éstas serían Competencia Lectora, Competencia Matemática y Competencia Científica, y las otras corresponderían a Competencias de Escritura y un Cuestionario de Habilidades Transversales.

Con estos cambios, y según afirmaron desde el Demre, se haría hincapié en la evaluación de habilidades y competencias, un aspecto que precisamente ha sido cuestionado en la PSU, la que privilegiaría el currículum versus las aptitudes.

De igual manera, y tras las pruebas piloto asociadas a dichas propuestas, desde el organismo afirmaron que “se evidencia una reducción de las brechas de género, socioeconómicas y entre la educación técnica-profesional y científica humanista, en línea con un sistema de acceso a la educación superior más diverso”.

No obstante, vale recordar que -de acuerdo a la Ley 21.091– a partir de este 2020 el sistema de acceso a la educación superior será administrado por la subsecretaría del mismo nombre, la cual encabeza Juan Eduardo Vargas.

 

 

Relacionados

Comenta