Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Educación

El peor y posible último año de la PSU

Con la rendición del examen de Matemática en el 100% de los casos, se da término al accidentado proceso que partió con el aplazamiento de las pruebas en dos ocasiones y donde, de forma inédita, se suspendió la Prueba de Historia.

El peor y posible último año de la PSU
Por 6 de Febrero de 2020

Tras la realización del tercer proceso de rendición de la Prueba de Selección Universitaria, y el cual culminó este miércoles 5 de febrero con el examen de Matemática, se da por “terminada la rendición de la PSU para el proceso de admisión 2020”. Así lo anunció el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre) de la Universidad de Chile.

Pero lograr que los más de 295 mil inscritos pudiesen rendir todos los exámenes, no fue fácil. Primero, y debido al estallido social, se aplazó la realización de la PSU – agendada inicialmente para el 18 y 19 de noviembre de 2019- para el 2 y 3 de diciembre, y luego para el 6 y 7 de enero de 2020.

Y, como si fuese poco, durante la primera jornada de rendición, correspondiente a la Prueba de Lenguaje y de Ciencias (6 de enero), tuvo que suspenderse el proceso en más de 80 locales del país, a causa de diferentes incidentes y manifestaciones.

En tanto, el martes la situación no mejoró, pues aquel día finalizó con la inédita suspensión -definitiva y a nivel nacional- de la Prueba de Historia, tras la filtración de un facsímil que, según el CRUCh, produjo una “invalidación metodológica del proceso”.

Así, y tras una seguidilla de incidentes, no quedó otra opción que programar incluso hasta dos nuevos periodos para la rendición de la PSU (27 y 28 de enero, y 4 y 5 de febrero), orientados a aquellos alumnos que no pudieron dar las pruebas de Lenguaje, Matemática y Ciencias, o bien no las rindieron en óptimas condiciones.

De esta manera, y considerando todo lo anterior, éste se convirtió en el proceso más accidentado de estos 17 años de vida de la PSU, la cual anteriormente sólo se había postergado una vez en 2006 por la “Revolución Pinguïna” y en 2011 por las protestas secundarias y universitarias.

¿Cambiará la medición?

En junio de 2019 el Demre presentó su propuesta para reemplazar la PSU, la cual consiste en tres pruebas de selección (Competencia Lectora, Competencia Matemática y Competencia Científica) y dos pruebas de caracterización (Competencias de Escritura y Cuestionario de Habilidades Transversales).

Y es que, en mayo de 2018, se publicó en el Diario Oficial la Ley 21.091 sobre Educación Superior, la cual determina que deberán cambiarse los sistemas de acceso a las universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica.

En vista de ello, se conformó en abril de 2019 un comité de trabajo en torno a los sistemas de acceso a la educación técnica-profesional, y otro para el universitario, siendo ambos liderados por Juan Eduardo Vargas, subsecretario de Educación Superior.

Este es el último proceso a cargo del CRUCh, ya que -según consigna la norma- el mando lo tomará  la recientemente creada Subsecretaría de Educación Superior.

Sin embargo, esto no implica que la PSU cambie necesariamente para el próximo proceso de admisión. De hecho, según la directora del Demre, Leonor Varas, de hacerse las modificaciones que sugiere la entidad de la Universidad de Chile, al menos “habría que considerar unos dos años”.

Ahora, el desafío quedará en manos de la Subsecretaría de Educación Superior y del trabajo que realicen los ya mencionados comités técnicos de acceso, y sólo resta esperar cómo lo resolverán.

 

temas

Relacionados

Comenta