Corfo explicó por qué escogió a universidades extranjeras en licitación del Instituto de Tecnologías Limpias

El organismo salió al paso de los cuestionamientos al proceso y afirmó que la oferta del consorcio comprometió seis nuevos laboratorios e instalaciones multipropósito.

Por
El vicepresidente ejecutivo de Corfo, Pablo Terrazas. Foto: Agencia Uno.
El vicepresidente ejecutivo de Corfo, Pablo Terrazas. Foto: Agencia Uno.
Compartir

La Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) entregó una declaración pública para explicar el proceso que terminó con la elección de consorcio de universidades extranjeras Associated Universities Inc (AUI) para el desarrollo del Instituto Chileno de Tecnologías Limpias (ITL).

El organismo, cuya vicepresidencia ejecutiva es liderada por Pablo Terrazas, afirmó que notificó a todos los participantes del proceso para que pueden conocer detalles sobre sus alcances, en actas que pueden ser solicitadas a través de Transparencia.

Tras esto, Corfo precisó sus razones para señalar por qué la iniciativa de AUI -que incluye universidades privadas y públicas, además de empresas chilenas- superó a la Corporación Alta Ley, en donde participaban instituciones tradicionales, como la Universidad de Chile.

“Siguiendo las bases de la licitación, la Comisión Evaluadora del proceso seleccionó la propuesta según los siguientes criterios y subcriterios de evaluación: diagnóstico, plan de desarrollo estratégico, infraestructura y equipamiento, plan de trabajo, presupuesto, participantes, gobernanza, sustentabilidad a largo plazo, y cofinanciamiento. Cada ítem se calificó con una nota de 1 a 5, y cada criterio contó con una ponderación definida”, expresó.

La comisión, que sesionó el 4 de enero y que estuvo compuesta por el entonces ministro de Agricultura, Antonio Walker; de Desarrollo Social, Karla Rubilar; del subsecretario de Hacienda, Alejandro Weber; el subsecretario de Turismo, José Luis Uriarte; la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Carolina Valdivia; y del vicepresidente ejecutivo (s) y la secretaria general de Corfo, Felipe Commentz y María José Gatica, respectivamente, entregó las notas finales ponderadas, dando un 4,5 para AUI; 4,2 para Corporación Alta Ley; y 3,3 para Fundación Chile.

“Tal como muestran las actas del Consejo Corfo, si bien las propuestas fueron altamente competitivas, la de AUI fue considerada la de mayor valor para la Región de Antofagasta y para Chile”, añadió.

Mayor puntaje en criterios evaluados

Corfo afirmó que el consorcio de universidades extranjeras ” obtuvo una mejor evaluación que la propuesta presentada por la Corporación Alta Ley, que ocupó el segundo lugar, en los criterios de sustentabilidad a largo plazo y cofinanciamiento del Instituto, siendo estos los principales elementos diferenciadores, entre ambas presentaciones”.

En el punto de sustentabilidad a largo plazo, los revisores de la licitación consideraron que AUI estaba en mejor posición debido a que su oferta “contempla la generación de nueva capacidad instalada en la Región de Antofagasta, comprometiendo seis nuevos laboratorios e instalaciones multipropósito para el desarrollo de las tres áreas de especialización del instituto, creando valor para la Región de Antofagasta y para todo Chile”.

“Por su parte, la propuesta liderada por Alta Ley no considera nueva capacidad instalada en la Región de Antofagasta, ni desarrollo de nuevo equipamiento propio. Por el contrario, deja la labor del instituto desagregada en la infraestructura que tienen las instituciones relacionadas al consorcio, no proyectando el trabajo de la entidad, una vez que se acabe el Aporte I+D”, agregó.

En el aspecto financiero, Corfo señaló que el grupo que representó a las universidades chilenas “condicionó el 20% del aporte total contemplado a la reinversión de eventuales ingresos futuros, generando una incertidumbre evidente y poniendo en duda la capacidad del Instituto de financiar los programas contemplados en la propuesta y proyectarse a futuro”.

Adicionalmente, la comisión evaluadora consideró que la propuesta liderada por AUI mostraba también como fortaleza “un modelo de negocio factible y un adecuado tratamiento de los aspectos de transferencia tecnológica; además de una definida estrategia de escalamiento y comercialización, presentando ejemplos claros que permiten confirmar el fortalecimiento de emprendimientos de base tecnológica”.

Frente a las críticas y acusaciones de supuestas irregularidades, la entidad estatal planteó que surgieron “sin el conocimiento de la propuesta ganadora”.

Declaración Corfo por licitación ITL by Sebastian Dote on Scribd

Más Educación

Últimas noticias

Populares

Recomendados