Un 92% de los apoderados considera que la suspensión de las clases presenciales provoca un daño importante a los escolares

Según la encuesta que realizó el Instituto de Políticas Públicas de la Universidad San Sebastián, un 44% de los apoderados alude a retrasos en el aprendizaje y un 31% a las dificultades en términos de sociabilización.

Por
Un 70% de los padres se manifestó a favor de enviar a los niños al colegio, de cumplirse los protocolos sanitarios (Agencia UNO/Archivo)
Un 70% de los padres se manifestó a favor de enviar a los niños al colegio, de cumplirse los protocolos sanitarios (Agencia UNO/Archivo)
Compartir

Sin duda, el año escolar 2020 fue inédito para los miles de estudiantes del país, tras la suspensión de las clases presenciales y el salto hacia la educación a distancia, como vía para mantener la continuidad de los aprendizajes en medio de la pandemia del COVID-19.

Pero esta situación extraordinaria, según arrojó una encuesta realizada por el Instituto de Políticas Públicas (IPSUSS) de la Universidad San Sebastián (USS), afectaría de manera importante a los niños. Esto, considerando que un 92% de las personas con hijos en edad escolar afirmaron que la suspensión de las clases presenciales conllevó daños -importantes o muy importantes- para los niños.

Dentro de este contexto, un 44% de los apoderados indicó que el principal daño se asoció al retraso de aprendizajes, mientras que un 31% de ellos evidenció daños en términos de relaciones interpersonales, al verse afectada la sociabilización de los niños, en particular en cuanto a la dificultad para tener amigos.

Así lo destacó también la asesora regional en Educación de Unesco, Oficina Regional para América Latina y el Caribe, Mary Guinn Delaney, quien se refirió a este punto tras afirmar que “las interrupciones en el acceso al trabajo presencial en el aula tienen impactos severos en el aprendizaje, el desarrollo socioemocional y la salud mental, especialmente en el caso de los más vulnerables”.

 

Por otro lado, un 70% de los encuestados que tienen hijos en edad escolar se manifestó a favor de enviar a los niños al colegio, de cumplirse todos los protocolos sanitarios. Además, más de la está de acuerdo o muy de acuerdo con aumentar las restricciones en malls, restaurantes  y pubs, con miras a favorecer la apertura de los establecimientos educacionales.

Y tan sólo un 25% de los consultados, con o sin hijos en etapa escolar, considera que la probabilidad de contagio de COVID-19  para su familia es mucho más elevada si los niños asisten a clases presenciales.

Los resultados de esta encuesta telefónica, -que se aplicó durante este mes a 1.498 personas mayores de 18 años de la Región Metropolitana, donde 788 corresponden a padres con hijos en etapa escolar-, serán entregados al Ministerio de Educación, con el objetivo de contribuir a la toma de decisiones al respecto.

“Es una gran satisfacción para nuestra Casa de Estudios poder colaborar con el Ministerio de Educación mediante la entrega de los resultados de esta encuesta que ponen de manifiesto la necesidad de un retorno a clases presenciales para los niños y jóvenes en etapa escolar. Sin embargo, somos conscientes de que esta decisión debe tomarse con suma responsabilidad y cautela con el fin de velar por la seguridad y el bienestar de todos”, resaltó el rector de la Universidad San Sebastián, Carlos Williamson.

Mientras que el director ejecutivo del IPSUSS, Arturo Zuñiga, señaló que “si bien, la educación remota puede ofrecer herramientas que permitan complementar el proceso de aprendizaje, no logra reemplazar la enseñanza presencial y el desarrollo de habilidades sociales, sobre todo cuando se trata de la primera infancia. Además, su implementación no es homogénea en todo el país, existen importantes limitaciones de acceso, conectividad y de conocimiento en el manejo de estas tecnologías, que sin duda puede significar un aumento en las brechas de aprendizaje”.

 

Más Educación

Últimas noticias

Populares

Recomendados