Matrícula total de posgrados y postítulos supera los 90 mil estudiantes

Acción Educar analizó el avance de estos tipos de estudios en las instituciones de educación superior, observando un crecimiento notorio en los programas a distancia.

Por
El análisis apuntó al cambio de la demanda en los servicios educativos. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El análisis apuntó al cambio de la demanda en los servicios educativos. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

Los estudios de posgrados y postítulos mostraron un incremento en su matrícula durante 2021, mostrando el renovado interés que mantienen los alumnos de especializar sus conocimientos en la educación superior, especialmente bajo el contexto de la pandemia de COVID-19.

Acción Educar desarrolló una radiografía -que fue publicada por El Mercurio– sobre la base de los datos del Servicio de Información de Educación Superior (SIES), el que mostró que, en su conjunto, ambos niveles pasaron de representar cerca del 3,7% de la matrícula total del sistema en 2007 a casi el 7% en 2021.

La matrícula aumentó entre 2020 y 2021, un 17% en el caso de posgrados y un 57,2% en postítulos, en el caso de este último, es el aumento anual más alto desde que se tiene registro. Los números dan cuenta que, tal como ocurrió en pregrado, en estos niveles también se registró una caída en la matrícula de 2020. Si en 2019 la matrícula total era de 74.024 alumnos, en 2020 disminuyó a 69.064; mientras que este año se recuperó aumentando a 90.325.

Rodrigo Román, investigador de Acción Educar, explicó que “el número de matriculados en posgrados y postítulos con jornadas no presenciales o semipresenciales son los que explican en mayor grado el aumento de matrículas entre 2020 y 2021. Esto es un efecto de la no presencialidad de prácticamente todos los servicios de educación superior –producto de la pandemia-, la cual obligó a toda la comunidad educativa a repensar lo que significa un sistema educativo a distancia”.

Un ejemplo de este incremento es que entre 2020 y 2021, la matrícula en diplomados a distancia aumentó más del doble.

La matrícula de mujeres en postítulos tuvo un crecimiento récord de más del 60%, y los mayores de 30 años aumentaron en gran medida las tasas de crecimiento en matrículas para postítulos y posgrados. Si se observa la matrícula según el área de conocimiento, destaca que Educación es la segunda área más demandada, tanto en posgrado como postítulo, mientras que en pregrado esta área ocupa sólo el quinto lugar.

En cuanto al tipo de institución de educación superior (IES) se observó un aumento en la matrícula de las casas de estudio privadas -tanto del Consejo de Rectores (Cruch) como no Cruch-, en comparación a las estatales, las cuales presentan un estancamiento en el crecimiento de sus alumnos.

El análisis señaló que esta diferencia se explicaría en la oferta disponible de postgrados y postítulos. En este sentido, la instituciones estatales son las que menos han aumentado la oferta de posgrados en los últimos 10 años, pasando de 319 programas en 2011 a 549 en 2021, es decir, un aumento de solo un 7,2%. Mientras que las universidades privadas en su conjunto, tanto aquellas que pertenecen al Consejo de Rectores y no, ofrecieron 732 programas en 2011, para llegar a los 1.108 programas en 2021, es decir, aumentaron en más del 50% su oferta.

En lo concreto, las instituciones estatales aumentaron su oferta de postítulos en un 13,2% entre 2011 y 2021, ofreciendo 248 y 623 programas respectivamente; mientras que las casas de estudio privadas aumentaron un 157,6% su oferta en los mismos 10 años, pasando de 556 programas en 2011 a 1432 en 2021.

Sobre esto, Román afirmó que “claramente, las universidades privadas han logrado modificar su oferta convirtiéndose en una opción más atractiva para los estudiantes al momento de elegir”.

El investigador planteó que con estos datos se puede concluir que existe un cambio en la demanda por servicios educativos, el cual “puede ser reflejo de una nueva tendencia en el panorama de los distintos programas y jornadas”.

“Lo importante es absorber este cambio de demanda, ofreciendo distintas alternativas de programas requeridas manteniendo la calidad de los mismos. Esto es una oportunidad para las diversas instituciones de educación superior de potenciar sus programas de postgrado con énfasis en los no presenciales, sobre todo para aquellas instituciones cuya matrícula ha dejado de crecer”, planteó. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Educación

Últimas noticias

Populares