Cumplo entrega claves a pymes para llegar en buen pie a fin de año

El 2021 ha sido un año que ha estado marcado por la pandemia de Covid-19, lo que ha provocado cierres constantes por las cuarentenas en algunos sectores económicos.

Por
Optimizar los recursos financieros disponibles, priorizando ingresos, gastos y costos relevantes, realizar control de los costos variables y organizar el pago a terceros
Optimizar los recursos financieros disponibles, priorizando ingresos, gastos y costos relevantes, realizar control de los costos variables y organizar el pago a terceros
Compartir

El 2021 ha sido un año que ha estado marcado por la pandemia de Covid-19, lo que ha provocado cierres constantes por las cuarentenas en algunos sectores económicos y con el consecuente daño para las empresas, especialmente en las pymes.

Si bien, el gobierno otorgó algunas ayudas fiscales como subsidios y condiciones favorables de acceso a créditos a través del Fogape, llegar a fin de año en una situación financiera saludable será un gran desafío para un número no menor de pymes.

“El 2020 y la primera mitad de 2021 han sido sumamente desafiantes para todas las pymes por la delicada situación económica derivada de la pandemia y las cuarentenas, donde muchas empresas no han podido operar. Sin embargo, el segundo semestre se vislumbra más auspicioso, siendo la planificación y la gestión de costos claves para que las pymes puedan llegar a diciembre en las mejores condiciones posibles”, explica Oliver Vega, country manager de Cumplo.

Organizar la estructura de costos para mantener un flujo de caja estable: es muy relevante hacer un ejercicio de sinceridad diagnosticando el estado de las ventas durante la primera mitad del año. Por ejemplo, si bajaron un 20% es necesario que los costos también cedan en un porcentaje similar para mantener un equilibrio.

Optimizar los recursos financieros disponibles, priorizando ingresos, gastos y costos relevantes, realizar control de los costos variables y organizar el pago a terceros para cumplir las obligaciones son fundamentales para cerrar el 2021 con las finanzas sanas.

Planificar y proyectar mirando el mediano plazo: en línea con lo anterior es importante analizar y comparar la gestión del periodo anterior y la situación actual del negocio, para planificar de cara a los meses que vienen. Así podrán visualizar la realidad del negocio y con esa información tomar decisiones financieras acertadas.

En este punto, también es necesario sin perder de vista la situación del país, revisar las opciones de financiamiento disponible para eventualidades que se pudiesen presentar y que sean convenientes para el desarrollo del negocio.

Digitalizar procesos para facilitar acceso a clientes: algo que ha resaltado la pandemia, es la necesidad de digitalizar los diferentes aspectos de los negocios para facilitar la llegada hacia los clientes, que se han visto obligados a un confinamiento constante.

Si bien, en el segundo semestre se ve un mayor optimismo en torno a las aperturas, nada asegura que los confinamientos vuelvan a ser una realidad, por lo que es necesario acelerar estos procesos de digitalización. En esta línea, es necesario amplificar y sofisticar los canales de venta en redes sociales e internet para atraer a un público más diverso, generar soporte para el pago a través de tarjetas u otras plataformas digitales, entre otros.

Identificar a los clientes clave y cuidarlos: en momentos de crisis conocer a los clientes y adaptarse a los cambios que piden es vital para lograr sobrevivir. Para ello es indispensable analizar quiénes son las personas que compran los productos, cuáles son los productos que más les atraen y de ellos cuáles son más rentables para el negocio. De esta forma, podrán enfocar esfuerzos, mejorar lo que no sea óptimo y potenciar lo que esté funcionando.

Métodos de cobranza activa: uno de los mayores problemas que tienen gran parte de las pymes, es no tener certeza de cuándo recibirán el pago por los servicios que prestan para poder realizar una mejor planificación de su flujo de caja.

El pago a 30 días es uno de los proyectos que ha intentado subsanar este problema, pero este persiste ampliamente. En ese sentido, generar mecanismos de cobranza activa aparece como una buena alternativa para mantener las finanzas más ordenadas, sin cargar con la incertidumbre de no saber cuándo se recibirá el pago.

Las opciones son tener un encargado de cobranza o externalizarla a través de empresas que desarrollan estos servicios y así poder mantener un flujo de caja constante, algo que sin duda es crucial en medio de una crisis como la actual.

Aterrizar metas: hoy lo importante es superar la complejidad del momento actual y persistir en base a escenarios reales, sin exigir ni estresar más la estructura financiera con metas que quizás no puedan ser cumplidas o que impliquen un gasto de dinero y energía desmesurado.

En esta nota

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más EMPREN-D

Últimas noticias

Populares