Francisco Melo por Edificio Corona: “La construcción de una historia de comedia en un marco dramático ha sido interesante”

El actor de Mega conversó con EL DÍNAMO sobre este su nuevo personaje, la pandemia y lo que significa volver a encontrarse con Paola Volpato en los roles protagónicos.

Por
El actor interpretará a Sergio, el evangélico administrador del Edificio Corona. Foto: Mega.
El actor interpretará a Sergio, el evangélico administrador del Edificio Corona. Foto: Mega.
Compartir

Anoche debutó por las pantallas de Mega su nueva teleserie, Edificio Corona, que cuenta con Francisco Melo y Paola Volpato en los roles protagónicos. La historia se centra en un edificio de departamentos donde todos sus habitantes deben cumplir cuarentena luego que se detectara un caso positivo de COVID-19.

En esta nueva producción, Melo interpretará a Sergio, el administrador del edificio, un hombre apegado a las tradiciones y a la Iglesia Evangélica. En conversación con EL DÍNAMO, el actor entregó detalles de este nuevo rol y aclaró su vínculo con dicha religión.

“Fui educado en una familia católica, estuve todos mis años de escolar en un colegio profundamente católico, pero, evidentemente, ya de grande hay una distancia principalmente con los ritos religiosos que acompañan a la Iglesia Católica y la crisis evidente que vive hoy en día, lleva a generar una distancia no menor, bastante importante”, aseguró Francisco Melo.

En esa misma línea, explicó que “no por eso no he mantenido siempre un vínculo con una divinidad, llámese Jesús, llámese Dios, Jehová, Mahoma… Quien sea. Siento que es importante para el hombre tener algún tipo de conexión con una imagen divina, por último para los momentos de soledad, de reflexión. Creo en la oración como una forma de meditación, entonces siento que complementan una vida total”.

Con esto como contexto, detalló que su personaje, Sergio, es un “profundo creyente del rito evangélico, que son bastante estrictos en todas sus normas, sin entrar en ninguna crítica y bastante respetuoso de quienes creen. En ese sentido me pareció interesante abordar este personaje desde ahí”.

“Hay una cosa que se relaciona bastante con la religión que tiene que ver con la culpa y el temor de Dios, y yo creo que ese es el eje central de lo que significa, desde donde se mueve Sergio, de una vida que tiene que estar regida por normas tremendamente estrictas y que lo llevan a vivir situaciones que hoy en día generan un conflicto feroz, o todas las restricciones que generan esta pandemia y que evidentemente todos se saltan”, agregó.

A eso se suma que por ser un personaje con una vida “recta y ordenada”, sin duda que lo pone “en bastante conflicto y eso me ha sido fácil e interesante, como tener un norte para abordar este personaje”.

En Edificio Corona, además, Francisco Melo vuelve a encontrarse con Paola Volpato en el rol protagónico, lo que ya ha ocurrido recientemente en Historias de Cuarentena e Isla Paraíso. Esta última producción regresó hace unos días a las pantallas de Mega en el horario prime y vespertino.

“Con Paola Volpato nos conocemos desde la Escuela de Teatro, estudiamos juntos desde el primer año en la Universidad de Chile. Nuestra vida profesional, el hecho de compartir escenario y pantalla, tiene muchos años. Con la Paola somos, más que colegas, amigos, somos compadres incluso. Compartimos mucho juntos, tenemos una tremenda complicidad que va más allá de cualquier ficción, de cualquier obra de teatro, película o teleserie, y esa complicidad nos ayuda a potenciar y a generar un vínculo en la pantalla o en el escenario, que se traspasa”, reconoció Melo a la hora de referirse a su compañera.

Por lo mismo, planteó que “uno como actor no trabaja con el personaje, ni el personal ni el que está al frente del colega, sino que trabaja con las personas, quienes conversan, ya sea interpretando un personaje, sea cual sea, son los actores los que comunican y se emocionan. En ese sentido, con la Paola creo que por la historia, por todo este camino que hemos recurrido juntos durante tantos años, nos ayudan a provocar, a generar y emocionar e involucrar al público en nuestra historia personal. Yo creo que por eso se genera este fiato, que lo vimos en Historias de Cuarentena e Isla Paraíso”.

De Historias de Cuarentena a Edificio Corona

Edificio Corona será la segunda producción que protagoniza Francisco Melo y que tiene como eje central la pandemia del coronavirus. Meses atrás fue parte de la serie Historias de Cuarentena, en la que se interpretaron diversas realidades que buscaban reflejar la situación que enfrentan los chilenos bajo esta emergencia sanitaria.

Sobre esto, Melo calificó dicha producción como “notable y extraña” no solo porque su génesis fue “abrupta, inmediata y necesaria” en relación a lo que vivió el país durante 2020, sino que también con “este cambio de paradigma que tiene que ver con la pandemia, como fue creado sobre la marcha, fue tremendamente visceral y tuvo una conexión espectacular con lo que estábamos viviendo y lo que estaba viviendo el público”.

“De alguna forma, lo creamos todos juntos, no solo Rodrigo Cuevas, que fue un genio para mi gusto, para, de alguna forma, ir descubriendo e ir reflejando lo que estábamos viviendo y hacer historias, pequeñas cápsulas, que reflejaban nuestras vivencias y el público se sentía tremendamente identificado, desde el humor hasta la tragedia más espantosa”, aseveró.

Para él, como actor, llevar a cabo Historias de Cuarentena fue “una experiencia” tanto a nivel actoral como de producción. Esto último ya que “tuvimos que reinventarnos en una semana y aprender a hacer ficción desde nuestras casas y con los elementos que teníamos, y fue una tremenda escuela a la cual nos vimos obligados, y que de alguna forma nos ha ayudado a enfrentar, yo creo que el mundo de la ficción, desde una perspectiva distinta”.

En cuanto a Edificio Corona, Francisco Melo plantea que es “un nuevo desafío” porque aunque ya están trabajando presencialmente con estrictos protocolos de salud, la historia busca que el televidente se sienta “reflejado con lo que está viviendo, en un tono de comedia pero sin olvidar y hacerse cargo de lo difícil y trágico que ha sido para todo el mundo estar viviendo una pandemia que todavía aún no hemos podido salir”.

“Esa construcción de una historia de ficción, comedia, pero en un marco dramático, ha sido un desafío interesante y creo que, de alguna forma, reflejando con respeto cada una de las historias, el amor, la familia, el trabajo, todos los esfuerzos que hemos hecho todos los trabajadores en el mundo por generar nuevas fuentes de trabajo, todo eso está en esta teleserie”, indicó Melo.

Confinamiento y crisis artística

A la hora de hablar del estricto confinamiento que atravesó el país a mediados de 2020 por la pandemia, Francisco Melo aseguró sentirse un hombre “afortunado”.

“La pandemia ya tiene muchos capítulos, primero el impacto de ir encontrándose con este tsunami que se acercaba desde el oriente, pasando por Europa y finalmente llegando a nuestras latitudes, fue extraño, nadie lo creía mucho”, comenzó señalando.

En ese sentido, y con el paso del tiempo, agregó que “finalmente todos nos vimos encerrados y tuvimos que aprender a convivir, con nuestras familias, en soledad, a encontrarnos con uno mismo largas horas”.

Sin embargo, desde su perspectiva, reconoció que “yo lo veo como un aprendizaje, me siento un afortunado porque fui uno de esos seres humanos que de alguna forma no estaba con la urgencia o con la necesidad de producir”.

“Me pilló bastante bien parado como a nivel económico, por lo que no fue una angustia y eso hizo bastante más llevadera esta situación pandémica, de encierro”, sostuvo.

En esa misma línea insistió en que “me siento un tremendo afortunado de haber vivido lo que hemos estado viviendo toda la humanidad, desde la perspectiva de lo que viví yo. Sin duda, a nivel psicológico, a nivel social, familiar, ha generado conflictos, como todos, pero que hemos logrado sobrellevar”.

Melo también tuvo palabras para la situación que atraviesa el gremio de las artes, una de las más golpeadas producto de la pandemia.

“En nuestro gremio, uno tiene amigos, colegas, y sin duda estamos viviendo una situación compleja con un futuro inmediato no muy auspicioso. Todo lo que pasó con el teatro, lo que estamos viviendo hoy con lo que sucede en el teatro en enero con Santiago a Mil, el teatro en Quilicura, todos han tenido la obligación de reinventarse en esta ausencia de público, lo que ha llevado una crisis financiera y económica para nuestro gremio bastante dura, compleja, que ha llevado a reinventarse a tener que buscar recursos en otras partes”, manifestó.

Pese a que gremios como ChileActores han generado instancia para ir en ayuda de los artistas más golpeados económicamente, Melo confiesa que es “un panorama difícil”.

“Nosotros dependemos del público presencial para completar nuestras obras y eso está en pausa”, cerró. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más Entretención

Últimas noticias

Populares