Secciones El Dínamo

cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad
21 de Enero de 2024

American Nightmare: la escalofriante historia real tras el último documental de Netflix

El nuevo título de la plataforma de streaming da cuenta del defectuoso sistema judicial estadounidense a raíz del caso que protagonizó una pareja en 2015.

Por
Aaron Quinn y Denise Huskins fueron acusados de inventar su secuestro, inspirados en la película Gone Girl. NETFLIX.
Compartir

Uno de los más recientes estrenos de Netflix es el documental American Nightmare (Pesadilla Americana), el cual relata el secuestro de una pareja ocurrido en 2015.

“Después de un desgarrador allanamiento de morada y secuestro en 2015, una pareja es acusada de escenificar la terrible experiencia cuando la mujer reaparece“, consigna la sinopsis.

La pieza audiovisual cuenta lo ocurrido con Aaron Quinn y Denise Huskins, quienes el 23 de marzo de 2015 vivieron una jornada que jamás olvidarán. Esa noche, desconocidos vistiendo particulares trajes los ataron, los obligaron a tomar sedantes y les pusieron lentes oscuros.

A través de un mensaje pregrabado, se escuchó que Huskins sería secuestrada y, a cambio de un rescate, sería liberada 48 horas después.

Cuando Quinn despertó, se dio cuenta que su pareja efectivamente no estaba y tenía mensajes donde le exigían dos pagos de US$8.500 cada uno para liberarla, siempre y cuando no llamara a la policía.

Aún así, el hombre decidió denunciar lo ocurrido, pero terminó siendo el principal sospechoso del caso. Eso, hasta que a 640 km de distancia, en Huntington Beach, Denise Huskins había sido liberada cerca de la casa de sus padres.

Con el vuelco que tuvo el caso, la policía acusó a la pareja de haber inventado todo lo que vivieron. Incluso, el vocero de la policía de Vallejo, en California, el teniente Kenny Park, los acusó públicamente en una conferencia de prensa.

“El sr. Quinn y la sra. Huskins han saqueado valiosos recursos y han desviado la atención de las verdaderas víctimas, al tiempo que han infundido miedo entre los vecinos. Así que son ellos quienes deben una disculpa a esta comunidad”, señaló.

Según revela American Nightmare, la prensa de la época se sumó a las acusaciones, asegurando que Quinn y Huskins se habían inspirado en la trama de la película Gone Girl, de David Fincher, para crear lo ocurrido.

Al ver cómo estaban siendo tratadas sus víctimas, los secuestradores se encargaron de enviar por correo electrónico fotos y declaraciones corroborando la historia.

“No podemos soportar ver a dos buenas personas arrojadas bajo el autobús por la policía y los medios, cuando la Sra. Víctima F (Huskins) y el Sr. Víctima M (Quinn) deberían haber recibido sólo apoyo y simpatía“, decía uno de los correos.

En otro, indicaron que “somos responsables del sufrimiento de las víctimas y lo mínimo que podemos hacer es presentarnos para demostrar que no mienten”.

El culpable

Mientras Aaron Quinn y Denise Huskins eran acusados de haber inventado el secuestro, un caso similar se registró en Dublin, California. Esto permitió identificar a Matthew Muller, un ex marine y graduado de Harvard, como el responsable de lo ocurrido. Fue declarado culpable y condenado a 40 años de cárcel en 2017. Ella, en tanto, insistía en que habían otras personas involucradas, pero no se lograron identificar.

La pareja decidió demandar a la ciudad de Vallejo y lograron ser indemnizados con 2,5 millones de dólares tras llegar a un acuerdo extrajudicial.

American Nightmare logra reflejar el defectuoso sistema judicial estadounidense y recalca la importancia que hay en realizar una reforma para en el futuro evitar que vuelvan a ocurrir casos como el de Quinn y Huskins.

Léenos en Google News

Temas relevantes

#Netflix

Notas relacionadas

Deja tu comentario

Lo más reciente

Más noticias de Entretención