Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Innovación

Cómo tener una segunda opinión médica sin moverte de tu casa

El servicio chileno cuenta con 50 médicos, 10 especialidades y más de 50 subespecialidades.

Cómo tener una segunda opinión médica sin moverte de tu casa
Por 13 de Julio de 2017

Para muchos, ir al médico para una segunda opinión -si bien es necesario- resulta un problema. Por eso, hoy existe una solución online que permite acceder a prestaciones seguras y de forma remota disponible para personas en todo Chile.

Se trata de Yaso, servicio cuenta con 50 médicos, 10 especialidades y más de 50 subespecialidades, entregando una opinión sobre diagnóstico y tratamiento.

De esta forma, la plataforma permite que los pacientes puedan clarificar dudas sobre diagnósticos y/o tratamientos, adjuntar todo el material que el paciente requiera analizar y contestar preguntas, especialmente diseñadas para encontrar una respuesta exacta, sobre los aspectos relevantes de cada especialidad.

Más del 70% de los médicos especialistas que existen en Chile se concentran en el centro del país (específicamente en la RM, V y VIII). Por eso, esta herramienta busca también acercar la medicina a zonas remotas.

“La idea de Yaso es contribuir, con un servicio que dé acceso transversal, a todas aquellas personas que buscan complementar su diagnóstico inicial, permitiéndoles anexar, profundizar y recibir un análisis que, en conjunto con el anterior, los informará, de forma integral, para tomar una decisión tranquila y acertada sobre su salud”, explican sus creadores.

La iniciativa, además, busca cuatro aspectos fundamentales: que toda persona entienda, comparta, registre y conozca los diagnósticos que enfrentan, de forma rápida y accesible. Es por esto que cada paciente recibe un completo informe que puede revisar tranquilamente, informe que también puede compartir, si así lo desea, con a su familia, su médico tratante o quien estime conveniente.

El valor de cada consulta es de $30.000, sin importar la especialidad que escoja ni la extensión de las consultas enviadas.

Relacionados

Comenta