Jaime Bayly y su última confesión: "Mi voto es por Keiko"

"El próximo domingo iré a votar al centro de convenciones de Miami Beach. Mi voto lo tengo decidido hace ya bastante tiempo. Votaré con entusiasmo por la señora Keiko Fujimori. Quienes me conocen saben que hace varios años vengo diciendo que la señora Fujimori será la próxima presidenta del Perú. Es lo que sinceramente deseo por el bien de los peruanos.

 

Por Francisco Valenzuela Huerta
Compartir

“El próximo domingo iré a votar al
centro de convenciones de Miami Beach. Mi voto lo tengo decidido hace ya
bastante tiempo. Votaré con entusiasmo por la señora Keiko
Fujimori
. Quienes me conocen saben que hace
varios años vengo diciendo que la señora Fujimori será la próxima
presidenta del Perú. Es lo que sinceramente deseo por el bien de los
peruanos.

 

Lo que no estaba en mis cálculos, y no
deja de sorprenderme, es que, según las encuestas más confiables,
el señor Ollanta Humala pasará a la segunda vuelta con una cómoda
ventaja de varios puntos porcentuales sobre los demás candidatos
.
Felicitaciones al señor Humala. No he estado últimamente en el Perú
ni he seguido de cerca su campaña, pero el señor Humala debe de
haber hecho las cosas bastante bien para estar cómodamente instalado
en el primer lugar de las preferencias de los peruanos.

 

Con todo respeto al señor Humala, yo
no votaré por él este domingo ni en la segunda vuelta. Creo que el
señor Humala es una buena persona con malas ideas
. Creo que un
gobierno del señor Humala pondría en riesgo la democracia peruana
(pues, como es bien sabido, el señor Humala admira a dictadores como
Hugo Chávez y Fidel Castro) y frenaría al crecimiento económico
sostenido de los últimos veinte años, que ha logrado rebajar la
extrema pobreza en el Perú. El señor Humala dice ahora que su
modelo o arquetipo o inspiración es Lula da Silva y no Hugo Chávez
.
Me reservo el derecho de no creerle del todo. Una vez en el poder,
creo que el señor Humala será un fiel amigo y dócil aliado del
dictador venezolano.

 

Yo entrevisté al señor Hugo Chávez
cuando era candidato a la presidencia venezolana en 1998. El señor
Chávez me dijo en tono conciliador y moderado que discrepaba
radicalmente del modelo cubano de Fidel Castro. Una vez que ganó las
elecciones y se consolidó en el poder, Chávez, deshonrando sus
promesas embusteras, ha hecho todo lo posible por glorificar a un
tirano despreciable como Fidel Castro
y para que Venezuela se parezca
cada día más a Cuba.

 

El Perú debe elegir este domingo si
quiere parecerse a la Venezuela de Chávez o al Chile próspero y con
creciente justicia social de Bachelet y Piñera
. Si queremos seguir
el camino prepotente y antiliberal de Chávez, voten por el señor
Humala. Si queremos seguir el admirable crecimiento económico de
Chile, que en las últimas tres décadas ha logrado rebajar la
pobreza de 44 a 14 por ciento, votemos por la señora Keiko Fujimori.

 

Por supuesto, respeto y aprecio a
quienes piensan votar por los señores Toledo, Kuczynski y Castañeda
.
Pero, con todo el respeto que me inspiran quienes así piensan votar
el domingo, creo que, estando los tres rezagados respecto de la
señora Fujimori, votar por ellos es, en cierto modo, hacerle un
favor al señor Humala. Es evidente que los señores Toledo,
Kuczynski y Castañeda representan básicamente el mismo modelo de
libertad política y crecimiento económico. Hubiera sido deseable,
pensando en el Perú y no en sus pequeñas ambiciones, que unieran
fuerzas alrededor de uno de los tres. Pero los tres se han
disputado ferozmente, y a menudo cayendo en penosas vulgaridades y
tristes deslealtades, la misma porción de las preferencias
electorales
.

 

Después de leer las últimas
encuestas, y convencido como estoy de que en la segunda vuelta el
señor Humala solo perderá si tiene como rival a la señora
Fujimori, votaré este domingo por Keiko Fujimori, una mujer que no
se ha metido en esta pelea electoral por ambiciones personales sino
por amor a su padre
, porque el destino le planteó un desafío mítico
que ella tuvo el coraje de aceptar y no esquivar, porque su
candidatura se funda no en desbordes ególatras o en apetitos de
poder sino en la sabia resignación de quien acepta cumplir la ardua
misión que el destino le ha encomendado, aun a expensas de
complicarse la vida personal y familiar. Tengo tres hijas. Cuánto
quisiera que mis hijas, si llego a los setenta y dos años, me
quieran como Keiko Fujimori quiere a su padre ahora en prisión
. Por
eso, respeto y admiro a la señora Fujimori y votaré por ella este
domingo.

 

Sin embargo, si la segunda vuelta,
contrariamente a mis deseos y vaticinios, fuese entre el señor
Humala y el señor Toledo, votaré en esa segunda vuelta, sin duda
alguna, por el señor Toledo o por el candidato que enfrente al señor
Humala, sea la señora Fujimori, el señor Toledo o, lo que parece
más improbable, el señor Kuczynski o el señor Castañeda
.

 

Invito cordialmente a mis compatriotas
a votar este domingo por la señora Keiko Fujimori y, en la segunda
vuelta, a votar por la candidata o el candidato que se enfrente al
señor Humala
.”

 

Para leer completa esta columna, haga click en Mi voto es por Keiko en Perú 21

En esta nota

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Mundo

Últimas noticias

Populares