Según el BID el principal enemigo de América Latina es la complacencia

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Alberto Moreno, alertó sobre la "vulnerabilidad" de la región ante los riesgos externos como la crisis financiera europea, el déficit fiscal estadounidense o una desaceleración económica china.

Según el BID el principal enemigo de América Latina es la complacencia
Por

La región latinoamericana “va por buen camino” por lo que el “principal enemigo es la complacencia”, afirmó hoy Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“Latinoamérica va por buen camino. Tenemos economías más fuertes, con una sólida posición de divisas, bajos niveles de endeudamiento y un sector financiero solvente y bien regulado”, explicó en su informe de fin de año ante el directorio ejecutivo del organismo internacional.

Precisamente por ello, agregó Moreno, “nuestro principal enemigo es la complacencia; pensar que se puede bajar la guardia y disminuir el impulso de las reformas sería un error imperdonable”.

“Aunque tenemos motivos verdaderos para sentirnos satisfechos por lo que hemos hecho, quiero subrayar que la tarea no está completa. Los riesgos están presentes y todavía enfrentamos una extensa lista de asuntos pendientes para que la región consolide los logros alcanzados y siga avanzando”, advirtió.

Alertó, asimismo, sobre la “vulnerabilidad” de la región ante los riesgos externos como la crisis financiera europea, el déficit fiscal estadounidense o una desaceleración económica china.

En este sentido, resaltó que pese a que la incertidumbre a nivel internacional redujo el ritmo de la recuperación global durante 2011, las economías latinoamericanas y caribeñas mantuvieron una tasa de crecimiento de 4,3 por ciento.

Igualmente, subrayó que el porcentaje de población en situación de pobreza continuó bajando, llegando a un estimado de 30,4 por ciento para 2011. “Contamos, además, con Gobiernos democráticos que son cada vez más efectivos en la reducción de la pobreza estructural, la cobertura de los servicios públicos y la dotación de infraestructura”, indicó en un comunicado de prensa.

Entre los desafíos de Latinoamérica, Moreno subrayó la necesidad de aumentar la productividad en la región, y apuntó a un atraso “descomunal” en materia de infraestructura, la mala calidad de la educación y el escaso gasto en investigación científica y desarrollo tecnológico como causas fundamentales.