Mundo

Inglaterra: Prohíben campaña para 'curar' la homosexualidad

La iniciativa, del sector más conservador de los anglicanos británicos, proclamaba que no hay que ser gay para toda la vida; el alcalde la frenó indicando que “Londres es una de las ciudades más tolerantes del mundo e intolerante con la intolerancia”.

Por , 13 de Abril de 2012
Click to enlarge
A fallback.

Una campaña de la  Iglesia Anglicana británica, que a través avisos en los autobuses, proclamaba que no hay por qué ser gay para toda la vida. Es decir, que se trata de una enfermedad y que se puede curar, fue frenada en seco por el alcalde de Londres, Boris Johnson.

Johnson, quien forzó inmediatamente a la compañía de autobuses a rechazar los anuncios dijo a The Guardian que “Londres es una de las ciudades más tolerantes del mundo e intolerante con la intolerancia” y a renglón seguido agregó que “es ofensivo insinuar que ser gay es una enfermedad que uno se puede curar y no estoy dispuesto a aceptar que esa sugerencia sea difundida por Londres a través de nuestros autobuses”.

Con todo, el anuncio que querían difundir los anglicanos no dejaba de ser un poco críptico. “¡No gay! Ex gay, post gay y orgulloso. ¡Acéptalo!”. Se trataba de una respuesta a una campaña previa del grupo gay Stonewall, que en un anuncio en el metro y los autobuses presiona a favor del matrimonio homosexual con el lema “Alguna gente es gay. ¡Acéptalo!”

El controvertido anuncio había sido contratado por el grupo anglicano conservador Core Issues. Su líder, Mike Davidson, sostuvo que “el comportamiento homoerótico es un pecado” y la homosexualidad es una enfermedad que se puede curar.

Sin embargo el tema, también posee un vuelta política. La inmediata reacción del alcalde no parece ajena al hecho de que el próximo 3 de mayo se juega la reelección en una batalla electoral que le enfrenta al laborista Ken Livingston, que intenta recuperar el cargo del que le despojaron las urnas hace cuatro años.

Johnson tiene ya asegurados los votos de los sectores religiosos más conservadores porque estos difícilmente van a apoyar a Ken el Rojo, que es un ateo declarado, y tampoco al candidato liberal-demócrata, Brian Paddik, un expolicía abiertamente homosexual.

Sigue leyendo…

Sigue Leyendo

Lector recomienda