Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Mundo

El tifón Wipha deja en Japón 17 muertos y 45 desaparecidos

La isla de Izu Oshima fue una de las más afectadas, ya que dejó 16 víctimas fatales y 42 desaparecidos. Sin embargo, Wipha ha visto caer su fuerza y se espera que no provoque mayores daños en las principales ciudades.

El tifón Wipha deja en Japón 17 muertos y 45 desaparecidos
Por 16 de Octubre de 2013

El tifón Wipha, uno de los más poderosos en golpear Japón en la última década, dejó hoy al menos 17 muertos y 45 desaparecidos debido al fuerte viento y a las cuantiosas lluvias, que han provocado graves desplazamientos de tierra.

La pequeña isla de Izu Oshima, situada a poco más de 100 kilómetros al sureste de Tokio, se ha llevado la peor parte, ya que Wipha se ha cobrado aquí 16 vidas, según los últimos datos ofrecidos por la Agencia Nacional de Policía a través de la cadena NHK.

Pese a la fuerza mostrada por Wipha, de hoy ya había sido rebajado a la categoría de ciclón extratropical de baja intensidad y se movía a 95 kilómetros por hora en dirección norte-noreste con escasa probabilidad de afectar a zonas muy pobladas en las próximas horas.

Mientras en Izu Oshima, donde en total viven unos 8.000 habitantes, continúan las tareas para localizar a los 42 desaparecidos que ha dejado Wipha en la isla.

Los equipos de rescate han hallado la mayor parte de los cadáveres bajo decenas de casas derrumbadas -principalmente a causa de los corrimientos de tierra- o en la desembocadura de un río que se ha desbordado, ya que la isla ha registrado precipitaciones récord (más de 122,5 milímetros por hora).

Además, Wipha, que no llegó a tocar tierra en ninguna de las cuatro islas más pobladas de Japón, ha dejado por el momento unas 37 personas heridas en 16 prefecturas de todo el país, donde ha inundado hogares y provocado cortes de electricidad y corrimientos de tierra.

El tifón afectó sobre todo a la región capitalina y provocó, especialmente a primera hora, cortes en las líneas de tren (locales y de alta velocidad), cancelaciones de vuelos (463 domésticos e internacionales no pudieron aterrizar o despegar en los dos mayores aeropuertos de Tokio) y la clausura temporal de algunas autopistas.

Sin embargo, el impacto quedó en parte suavizado gracias a que las autoridades alertaron con prontitud sobre la potencia del tifón y muchos tokiotas, como medida de prevención, decidieron tomar hoy el día libre y permanecer en sus casas.

En el noreste de Japón, las lluvias aumentaron el nivel de agua estancada en una zona de contención construida en el exterior de la accidentada planta nuclear de Fukushima.

Comenta