¿Por qué Argentina tiene la segunda inflación más alta de Latinoamérica?

La economía trasandina está fuertemente ligada al dólar cuyas variaciones se trasladan automáticamente a los precios.

¿Por qué Argentina tiene la segunda inflación más alta de Latinoamérica?
Por › Actualizado: 16:57 hrs

Esta semana Argentina registró la segunda inflación más alta de América Latina y la más elevada de los últimos nueve meses, afectando inevitablemente la economía de los sectores más vulnerables del país.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) informó que el índice de precios al consumidor tuvo una variación de 3,8% en octubre respecto al mes anterior, la más alta desde noviembre de 2019.

Los analistas coinciden que son varios los factores que influyen en este aumento y que los meses de pandemia han agudizado ciertos problemas.

” Al principio de la pandemia, la inflación descendió pasando de niveles que llegaron a superar el 4% mensual a dos meses consecutivos de 1,5% en abril y mayo. Esto fue producto de la imposibilidad fáctica de consumir y gastar el dinero. No obstante, con los elevadísimos niveles de emisión monetaria destinada a financiar el agujero fiscal, la inflación comenzó a acelerarse. El último mes el dato mensual fue de 3,8%, el más alto en 9 meses”, explica en conversación con EL DÍNAMO, el economista Iván Carrino, Subdirector de la maestría en economía y ciencias políticas de Eseade en Buenos Aires.

El aumento de la canasta básica

El costo de los productos que integran la Canasta Básica Alimentaria (CBA) en Argentina registró en octubre un incremento de 6,6%, lo que determina que un grupo familiar compuesto por dos adultos y dos menores necesite percibir ingresos por $ 20.710 (207 mil pesos chilenos) para no caer en situación de indigencia, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Según indica Telam, en los primeros diez meses de este año la Canasta Básica Total acumuló un aumento de 28,1%, mientras que la Canasta Básica Alimentaria subió 32,9%.

La canasta básica alimentaria (CBA) se refiere a los alimentos imprescindibles para un determinado grupo familiar, compuesto entre otros productos por pan, arroz, fideos, papa, azúcar, legumbres secas, carne, aceite, huevo y leche, entre otros.

En tanto, para determinar la canasta básica total (CBT) se utiliza como base la canasta familiar y se le suma los precios de bienes y servicios que no son alimentos como luz, agua, gas y telefonía.

La diferencia entre ambas se debe esencialmente a que las tarifas de los servicios públicos y el transporte se encuentran en la Canasta Básica Total y están congelados desde principios de año, mientras que en la Canasta Alimentaria el rubro comida es preponderante y fue uno de los que más subió en los últimos meses.

Imagen: @gobdecordoba

“En el último dato oficial la canasta básica aumentó 6,6%. Ningún ingreso laboral subió tanto, por lo que se espera que la tasa de pobreza continúe creciendo o, al menos este año, no baje del 45%”, indica Iván Carrino.

Por su parte, Alejandro Fiorito, agrega que “los sectores más pobres son siempre los más afectados en relación a la inflación. Son justamente ellos los que consumen ciertos productos que en promedio son los que crecen más su valor”.

Inflación similar a la de a Irán

La economía argentina, es la segunda con mayor inflación de América Latina detrás de Venezuela y está fuertemente ligada al dólar y sus variaciones se trasladan automáticamente a los precios.

Según el pronóstico del último informe del FMI y que consignó el medio Clarín, para este año, Argentina quedará en el octavo lugar de los países con mayor inflación con un 32%.

Venezuela, con una hiperinflación, encabeza el ranking mundial con 6.500%. Le siguen Zimbabwe con 495%, Sudán con 198,9%, Líbano con 144,5%, Surinam con 104,9%, Yemen con 45,4% e Irán (35%).

En términos regionales, el año pasado Uruguay registró 8,8% de inflación, Brasil un 4,3%,  Colombia un 3,8% y Chile un 3%.

“Probablemente la inflación se acelere nuevamente el año que viene. Esto es producto de una combinación de muy alta emisión monetaria y un extenso sistema de controles de precios que abarca desde el precio del dólar, las tarifas de energía eléctrica hasta el servicio de internet y algunos precios del supermercado. Así que cuando estos precios se liberen o se ajusten, saldrá a la luz la inflación que los controles intentaron reprimir. Pero en caso de que se mantengan los controles, igualmente el dinero encontrará el camino para presionar sobre los precios”, indicó Iván Carrino. 

Más Mundo

Últimas noticias

Populares

Recomendados