Biden confirma el 11 de septiembre como nuevo límite para la retirada de Afganistán

Para Washington este anuncio se hace después de haber conseguido su objetivo en Afganistán, el cual fue "hacer justicia a quienes nos atacaron el 11 de septiembre".

Por
EE.UU. cuenta oficialmente con unos 2.500 efectivos desplegados en Afganistán, aunque la cifra real fluctúa y sería de unos mil más. AGENCIA UNO/ARCHIVO
EE.UU. cuenta oficialmente con unos 2.500 efectivos desplegados en Afganistán, aunque la cifra real fluctúa y sería de unos mil más. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, acordó retrasar del 1 de mayo al 11 de septiembre el plazo límite para el repliegue de tropas en Afganistán, después de meses de especulaciones en los que el propio mandatario había asumido que no cumpliría el plazo anunciado por su predecesor, Donald Trump.

“Después de una rigurosa revisión de la política con Afganistán, el presidente Biden ha decidido retirar las tropas estadounidenses restantes de Afganistán y finalmente poner fin a la guerra estadounidense allí después de 20 años”, anunció este martes un alto funcionario estadounidense desde la Casa Blanca.

Asimismo, esta misma fuente precisó que el presidente Biden lo anunciará formalmente el próximo miércoles y que se producirá “una reducción ordenada de las fuerzas restantes antes del 1 de mayo, para, finalmente, sacar a todas las tropas estadounidenses del país antes del 20 aniversario del 11 de septiembre”.

Para Washington este anuncio se hace después de haber conseguido su objetivo en Afganistán, el cual fue “hacer justicia a quienes nos atacaron el 11 de septiembre y para desarticular a los terroristas que buscan utilizar el país como un refugio seguro para atacar a Estados Unidos”.

Asimismo, ha justificado la retirada de tropas porque Estados Unidos considera “que la amenaza contra la patria que ahora emana de Afganistán está en un nivel en el que podemos abordarla sin una huella militar persistente en el país y sin permanecer en guerra con los talibán”, por lo que los esfuerzos para resolver el conflicto interno se enfocarán “en apoyar, diplomáticamente, el proceso de paz en curso”.

Desde la Casa Blanca han asegurado que este decisión del presidente se ha tomado “para que la retirada se realice de forma conjunta y adecuada con los aliados de la OTAN” y que han advertido a los talibán “de que cualquier ataque a las tropas estadounidenses” durante este proceso tendrá una respuesta contundente.

Por otro lado, respecto al personal estadounidense que se mantendrá en Afganistán después de la retirada, desde la Casa Blanca ha respondido que “la presencia militar restante será la fuerza necesaria para proteger la presencia diplomática” y que están planificando y consultando “la forma y la naturaleza de esa presencia diplomática”.

El expresidente Trump y los talibanes fijaron el 1 de mayo como límite en el acuerdo que suscribieron ambas partes en 2020 y la insurgencia ya avisó de que podría retomar los ataques si no se completaba a tiempo la retirada.

Pese a las amenazas, Biden ha reconocido en varias ocasiones que el plazo fijado era “difícil” de cumplir y, en una rueda de prensa celebrada en marzo, sugirió que retrasaría la fecha, aunque con vistas a zanjar el despliegue este mismo año y no alargarlo hasta 2022.

En la rueda de prensa de este martes, esta alto funcionarios mencionó está misma idea ya que, “Biden insistió en que una retirada apresurada y mal coordinada ponía en riesgo las fuerzas estadounidenses o las de nuestros aliados y socios operativos”.

El debate en el seno de la Administración norteamericana se ha traducido en un retraso de la retirada hasta el 11 de septiembre, fecha especialmente simbólica por los atentados de 2001 que precisamente desencadenaron la invasión estadounidense sobre Afganistán.

Estados Unidos cuenta oficialmente con unos 2.500 efectivos desplegados en Afganistán, aunque la cifra real fluctúa y sería de unos mil más. Su presencia es clave para el futuro de la misión de la OTAN, que colabora en misiones de formación de las fuerzas afganas y cuenta con unos 9.600 efectivos.

Coincidiendo con una visita a Bruselas de los secretarios de Estado y de Defensa de Estados Unidos, Antony Blinken y Lloyd Austin, respectivamente, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha convocado para este miércoles una reunión por videoconferencia de los ministros de Defensa y Exteriores de la Alianza para tratar el futuro de la misión en Afganistán.

Más Mundo

Últimas noticias

Populares

Recomendados