Nacional

Protocolo COVID-19 no le permitiría a Michelle Bachelet asistir al funeral de Ángela Jeria

En la Resolución Exenta 424 publicada del 9 de junio de 2020 en el Diario Oficial establece las personas que ingresen al país, sin importar el país de origen, deben cumplir con medidas de aislamiento por 14 días.

Por , 3 de Julio de 2020

Poco antes de las 10:30 horas, la ex Presidenta Michelle Bachelet llegó a Chile para despedir a su madre Ángela Jeria, arribo que generó dudas respecto a si la ex mandataria podría asistir al funeral sin romper el protocolo por la pandemia del coronavirus.

En la Resolución Exenta 424 publicada del 9 de junio de 2020 en el Diario Oficial establece las personas que ingresen al país, sin importar el país de origen, deben cumplir con medidas de aislamiento por 14 días.

Se agrega que un resultado negativo en un test de PCR para coronavirus no eximirá a la persona del cumplimiento total de la cuarentena.

En ese sentido, Michelle Bachelet estará obligada a realizar un “aislamiento”, no pudiendo asistir al funeral de su madre, Ángela Jeria, para no romper el protocolo del coronavirus. 

El Ministerio de Salud defineaislamiento” como el acto de separar a una persona de personas sanas. En tanto, “cuarentena” se entiende como “restricción de movimiento que se aplica a las personas sanas que han estado expuestas a un caso contagiante (contactos)”.

Desde Horizonte Ciudadano confirmaron que Michelle Bachelet cumplirá la cuarentena en su casa en la comuna de La Reina, lugar en donde llegará el féretro de Ángela Jeria, con tal de cumplir con el protocolo de coronavirus establecido por la autoridad sanitaria.

Por su parte, la subsecretaria de Salud, Paula Daza, indicó que la ex Presidenta Bachelet “pidió la máxima reserva y privacidad. Comunicó que conoce perfectamente las normas sanitarias que rigen en nuestro país”.

Ángela Jeria falleció durante el jueves en el Hospital de la FACh tras pasar un día internada en estado grave. Su hija, Michelle Bachelet, se encontraba en Ginebra (Suiza), cumpliendo sus labores como Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas.