Australia aprueba un canon del 30 por ciento a los beneficios de las mineras

El Ejecutivo de la primera ministra Julia Gillard defiende que el canon asegurará que los beneficios extraordinarios provenientes del auge del comercio de minerales se redistribuyan con justicia y favorezcan el desarrollo de Australia.

Australia aprueba un canon del 30 por ciento a los beneficios de las mineras
Por

El Senado de Australia aprobó hoy el Impuesto a la Renta de los Recursos Minerales, que grava el 30 por ciento de los beneficios extraordinarios de las mineras y que permitirá al Estado recaudar unos 11.213 millones de dólares  en los primeros tres años.

El Senado pasó por 38 votos a favor y 32 en contra el tributo que aprobó en noviembre el Congreso de los Diputados y que entrará en vigor el próximo 1 de julio, después de que haya pasado el trámite de convertirse en ley.

Las empresas cuyas ganancias extraordinarias anuales superen los 132,38 millones de dólares y un pago inferior aquellas que ingresen más de 79,4 millones de dólares.

Las autoridades calculan que el arancel afectará a una treintena de compañías.

El Ejecutivo de la primera ministra Julia Gillard defiende que el canon asegurará que los beneficios extraordinarios provenientes del auge del comercio de minerales se redistribuyan con justicia y favorezcan el desarrollo de Australia.

Los ingresos permitirán aumentar el fondo de jubilación, financiar obras de infraestructura y reducir los aranceles para los pequeños comerciantes del 30 a 29 por ciento.

El secretario del Tesoro de Australia, Wayne Swan, celebró la medida que representa “una enorme reforma económica en estos tiempos” y comentó que todos los australianos son dueños de los recursos y “es justo que todos compartan los beneficios”.

La oposición conservadora cree que la carga, cuya recaudación será publicada mensualmente, ahuyentará las inversiones y dañará a la industria minera.

El Partido Laborista intentó en 2010 aprobar un gravamen del 40 por ciento a los beneficios mineros, pero la fuerte oposición que encontró logró derrocar al entonces primer ministro, el laborista Kevin Rudd.

Gillard sucedió a Rudd, compañero de formación, y llegó a un acuerdo con las tres principales mineras, BHP Billiton, Xstrata y Rio Tinto, para reducir el impuesto al 30 por ciento. 

Más Negocios

Últimas noticias

Populares

Recomendados