Michèle Labbé (Econsult) prevé nueva alza de bencinas debido a precios internacionales

La economista anota que los precios de los combustibles en el mercado internacional "no han bajado demasiado, y hemos visto un alza bastante fuerte en el precio del tipo de cambio", acotó.

Por
Michèle Labbé (Econsult) prevé nueva alza de bencinas debido a precios internacionales
Compartir

La economista Michèle Labbé, de Econsult, se refirió esta mañana a las razones que están detrás de la nueva alza en los precios de los combustibles, la que a su juicio se explica por la situación internacional, principalmente por los acontecimientos en Irán y Siria.

Según la experta, el incremento en los precios “obedece únicamente al  alza que hubo en los precios de combustibles de mercados internacionales. De hecho, para esta semana el efecto del tipo de cambio fue negativo, o sea de no haber sido por el tipo de cambio, los precios hubieran subido levemente más. Lamentablemente no va a ser así para la próxima semana; ya hemos visto cómo el tipo de cambio ha estado subiendo esta semana”, sostuvo Labbé en declaraciones a Radio Oasis.

 

Acerca de la posibilidad de saber si esta tendencia se mantendrá o no, la economista sostuvo que “yo no hago la proyección hasta el viernes justamente para no tener ningún incentivo de dar información antes de tiempo. Pero lo que sí hemos visto es que los precios de los combustibles en el mercado internacional no han bajado demasiado y hemos visto un alza bastante fuerte en el precio del tipo de cambio“, acotó.

En cuanto a la situación internacional, Labbé señaló que el acuerdo al que llegó Irán ha tenido cierto impacto en esos valores. “Algo ha habido de baja, no ha sido demasiada, porque primero es un incipiente acuerdo también. La verdad es que gran parte de esta alza de más de $ 20 tiene que ver con lo que se había elevado la temperatura del conflicto en Irán fruto que no llegaba a acuerdo respecto al enriquecimiento de uranio”.

Respecto a las proyecciones a futuro de la situación, Labbé subraya que “el acuerdo que se ha logrado hasta ahora es simplemente darle un tiempo a Irán para que demuestre que no está enriqueciendo uranio para generar una bomba nuclear. Y eso ha bajado en algo la presión geopolítica en la zona, pero es leve. Y adicionalmente hay un segundo factor que no ha cambiado, que tiene que ver con los problemas en Siria“, finaliza.