Pymes: cómo sobrevivir al tsunami del COVID-19

La situación ya se hace insostenible y es por esto que hace un tiempo le pedí al Gobierno que redoblara los esfuerzos y les entregara un subsidio a quienes generan el 80% del empleo en Chile, antes de que las cifras de quiebra se disparen y miles de familias no tengan cómo salir adelante.

Por Camila Flores Diputada RN › Actualizado: 17:17 hrs
En el primer trimestre de 2021, el número de liquidaciones de empresas en el país subió a 440, de acuerdo a datos de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento. AGENCIA UNO/ARCHIVO
En el primer trimestre de 2021, el número de liquidaciones de empresas en el país subió a 440, de acuerdo a datos de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

Dicen que la segunda ola siempre es más devastadora que la primera. Tanto los emprendedores como las pymes han tenido que sobrevivir a dos tsunamis del Coronavirus. Así ha sido el impacto para cada uno de sus negocios cerrados, más de un mes sin funcionar en algunas comunas, o con ventas mínimas si no fuera por los despachos. Sin duda, ha sido uno de los sectores económicos más golpeados por esta pandemia.

En medio de este adverso escenario, negocios del sector comercio y turismo están al borde de la quiebra tratando de pagar las cotizaciones de sus trabajadores que llevan un año en la casa. Sin embargo, la situación ya se hace insostenible y es por esto que hace un tiempo le pedí al Gobierno que redoblara los esfuerzos y les entregara un subsidio a quienes generan el 80% del empleo en Chile, antes de que las cifras de quiebra se disparen y miles de familias no tengan cómo salir adelante.

Al mismo tiempo, propuse una subvención para el pago de las cotizaciones previsionales. El Ejecutivo ha anunciado una ayuda, aunque no sabemos cuál será el alcance para este punto en específico, pese a que un número importante de pymes se está endeudando cada día porque no tiene liquidez.

En el primer trimestre de 2021, el número de liquidaciones de empresas en el país subió a 440, de acuerdo a datos de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir).

Ya vimos que vacunándonos no levantaremos la economía de Chile y menos a quienes con bastante esfuerzo han podido iniciar su negocio. Existen varias alternativas que el ministro de Hacienda podría estudiar, como buscar financiamiento a través de incrementar el gasto público y el nivel de endeudamiento y, de esa manera, sea más favorable permitir el retiro de fondos desde la AFC.

Lo que no podemos hacer es permanecer en la inercia mientras esta pandemia deja en la calle a miles de empresas, a sus dueños y trabajadores. Por favor, seamos creativos y salgamos con ayudas para nuestros emprendedores, antes que se los lleve la ola.

Si bien las ayudas anunciadas por el Gobierno a las pymes entran con bombos y platillos, y por cierto son significativas, no son específicas. Espero que los millones de dólares no se conviertan en letras borrosas, letras chicas que nadie ve y, de una vez por todas, se haga tangible.

Nadie tiene claridad de cómo se asignarán estos recursos, por eso los anuncios del Presidente Sebastián Piñera deben dejar atrás los filtros, la focalización y de manera urgente aprender de la calle y no del Excel. Las ayudas tienen que llegar a todas las pymes sin discriminar, si es que realmente queremos avanzar y no seguir retrocediendo sin retorno.