Internet y adultos mayores, una experiencia cada vez más natural

Hoy las redes sociales no son un temor para este grupo como se creía antes, son un elemento que le permite ser más independientes, conectarse con los suyos, derribar cada vez más los sesgos y soñar que todos seremos algún día como el Agente Topo.

Por María Francisca Jara Psicóloga › Actualizado: 18:56 hrs
En el marco de la pandemia, el grupo más afectado ha sido precisamente el de los adultos mayores. AGENCIA UNO/ARCHIVO
En el marco de la pandemia, el grupo más afectado ha sido precisamente el de los adultos mayores. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

El pasado 25 de abril, fuimos testigos de cómo una película chilena se encontraba entre las nominaciones a Mejor Documental en los Premios Oscar 2021. Este documental ha causado gran impacto entre los espectadores, al mostrar una realidad de la cual sólo tenemos una idea vaga, ignorando su problemática central: nuestros adultos mayores.

Es que la adultez mayor, en nuestro país especialmente, es una etapa del desarrollo en la cual no sólo existen cambios corporales, sino que la sociedad hace sentir a quienes tienen más de 60 años que ya no están incluidos en la comunidad, presentan diversos sesgos que incluso se replican hasta en sus propias familias, generando en los adultos mayores la sensación de que los minimizan o simplemente los ignoran.

Esta situación, al momento de analizarla junto al concepto de internet y redes sociales, se ve incrementada, porque los adultos mayores son personas que no nacieron con la tecnología que hoy manejamos. Muy por el contrario, la mayoría se vio enfrentado a los celulares inteligentes y computadores portátiles ya en la adultez. Debido a ello, ha sido su descendencia o generaciones más jóvenes las que les han ensañado el poder de esta tecnología y la cercanía que podemos tener por medio de las redes sociales.

En el marco de la pandemia, el grupo más afectado ha sido precisamente el de los adultos mayores, estando aislados de quienes más aman y no pudiendo realizar sus actividades cotidianas. Ante esto, Internet y las redes sociales han sido un salvavidas en este contexto, permitiendo conectar con las familias e, incluso, favoreciendo que los adultos se contacten con sus amigos. Hoy las redes sociales no son un temor para este grupo como se creía antes, son un elemento que le permite ser más independientes, conectarse con los suyos, derribar cada vez más los sesgos y soñar que todos seremos algún día como el Agente Topo, una persona independiente, capaz de trabajar y usar la tecnología a nuestro favor.