Cuarto retiro, remedio peor que la enfermedad

En el corto plazo, un nuevo retiro generará un apoyo económico en lo inmediato -que ya se ha visto en los retiros anteriores-, lo que contribuirá a una situación macroeconómica más favorable a nivel local, pero desataría mayores alzas de tasas para evitar una inflación mayor.

Por Pedro Torrealba Ingeniero comercial › Actualizado: 19:53 hrs
Esto golpearía nuevamente el valor de los fondos más conservadores, ya que las AFP se verían obligadas a, nuevamente, vender activos de renta fija para hacer caja. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Esto golpearía nuevamente el valor de los fondos más conservadores, ya que las AFP se verían obligadas a, nuevamente, vender activos de renta fija para hacer caja. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

Nuestro Congreso parece empecinado en darle forma y aprobar un cuarto retiro, omitiendo por completo los fundamentos técnicos y las advertencias del Banco Central y de destacados economistas. El mundo político mal asegura que el retiro será un apoyo para las familias chilenas, sin embargo, no se da cuenta de que este “alivio” producirá una enfermedad mayor que ya está comenzando a padecer nuestra economía: la inflación.

En el corto plazo, un nuevo retiro generará un apoyo económico en lo inmediato -que ya se ha visto en los retiros anteriores-, lo que contribuirá a una situación macroeconómica más favorable a nivel local, pero desataría mayores alzas de tasas para evitar una inflación mayor. Esto golpearía nuevamente el valor de los fondos más conservadores, ya que las AFP se verían obligadas a, nuevamente, vender activos de renta fija para “hacer caja”, y al incrementar los bonos disponibles en el mercado, el precio de estos disminuye y sus tasas incrementan, impactando en las rentabilidades de los fondos.

Un círculo vicioso del cual, al parecer, estamos lejos de poder salir y al que se suman el alto valor del dólar y el apoyo estatal. La cantidad de dinero disponible ha generado datos sorpresivos en el aspecto económico y proyecciones, lo que ha llevado al Banco Central a subir la tasa de interés para evitar, en parte, la inflación.

Lo que nuestros legisladores no están viendo es que todo lo anterior produce a largo plazo pensiones a la baja y aumento en el costo de vida, muy contrario a lo que plantean los diputados y senadores cuando son consultados sobre el porqué de su voto a favor de esta iniciativa, que siempre debió mantenerse como se planteó en un principio, como una medida excepcional. 

En esta nota