Populismo, expropiación e ignorancia

El populismo de nuestros representantes en el Congreso está ad-portas de provocar un riesgo financiero y económico de proporciones. A la inflación y aumento de la tasa de interés previstos por otros especialistas, se agrega el desincentivo de la inversión extranjera —dada la incertidumbre de las reglas de juego.

Compartir

Señor director:

Preocupación existe ante el proyecto del cuarto retiro de los fondos de pensiones y un nuevo adelanto de rentas vitalicias que se tramita en el Senado. La Comisión para el Mercado Financieros manifestó que las compañías de seguros experimentarían una pérdida de 30% a 60% de su patrimonio, sin recibir compensación alguna, como sí ocurre en una legítima expropiación por utilidad pública.

Fuera de lo anterior, cuando una persona comienza los trámites de jubilación, libremente puede optar por una renta vitalicia, celebrando un contrato con la respectiva aseguradora, en el que ambas partes asumen costos y riesgos según lo pactado. Este contrato privado, es lo que el proyecto de ley pretende, no obstante, alterar. Expertos también advirtieron que, de aprobarse el proyecto, un número significativo de aseguradoras caerían en insolvencia (quiebra), aplicándose más encima un procedimiento especial, distinto del que señala la Ley 20.720 sobre insolvencia y reemprendimiento.

Sumado a estas irregularidades, el populismo de nuestros representantes en el Congreso está ad-portas de provocar un riesgo financiero y económico de proporciones. A la inflación y aumento de la tasa de interés previstos por otros especialistas, se agrega el desincentivo de la inversión extranjera —dada la incertidumbre de las reglas de juego. Por último, no está de más recordar el evidente daño a los afiliados, pues si bien existe una garantía estatal para las rentas vitalicias, ésta opera con ciertos límites. 
La aprobación del proyecto sería lamentable: prevalecería la ignorancia, tanto técnica como jurídica, y ganaría el populismo.

Pedro Eguiguren,
abogado