Inserción respetuosa

Las empresas hoy tienen la oportunidad de insertarse en los territorios de manera responsable, transformándose en un buen vecino, respetando el entorno, las comunidades y aportando valor al lugar donde hacen sus desarrollos.

Compartir

Señor director:

Cuando en el país existen altos índices de desconfianza, según la Encuesta Bicentenario (2019) sólo el 10% del país confía mucho o bastante en las empresas, se hace urgente pensar en nuevas formas de hacer las cosas.

También sabemos que las inmobiliarias y constructoras son los principales actores que construyen ciudad y, por lo mismo, son uno de los sectores que deben jugar un rol clave para reconstruir confianzas y revertir estas cifras. Para esto, cumplir con la normativa vigente ya no es suficiente. Las empresas hoy tienen la oportunidad de insertarse en los territorios de manera responsable, transformándose en un buen vecino, respetando el entorno, las comunidades y aportando valor al lugar donde hacen sus desarrollos. Para lograr esto, las inmobiliarias debiesen adelantar su llegada a los barrios articulándose con el municipio y fomentando el relacionamiento con la comunidad, mediante procesos participativos y vinculantes, porque quienes habitan un barrio dan sostenibilidad física y social a cualquier proyecto urbano.

Por otro lado, deben asumir el desafío de ejecutar proyectos mediante una inserción respetuosa, que debe estar centrada en las personas en todas sus etapas, entregando información pertinente en todo el proceso del proyecto y generando valor en el lugar donde se inserta. Es necesario trabajar de la mano con los vecinos y vecinas para que el proyecto se haga cargo de los impacto que genera. Las inmobiliarias y constructoras tienen un rol protagonista en la convivencia con el entorno, llegan a un barrio a modificar las dinámicas y deben buscar la forma de que esos impactos no permeen la calidad de vida de las comunidades.

Hoy nuestro país vive un momento histórico, y tenemos la oportunidad de poner las capacidades privadas al servicio de lo público y así recuperar las confianzas desgastadas. Trabajar de manera articulada con el municipio, sociedad civil y comunidad para entregar las mismas oportunidades a todos y todas, desarrollando proyectos e iniciativas que mejoren la vida de las personas.

Andrea Castro Leal,
Directora regional RM Fundación Urbanismo Social