Matthei habla de "terrorismo" en Freirina… y culpa al gobierno de Lagos

"En un clima de violencia, donde hay grupos que dicen: 'Que la planta se vaya sí o sí', no hay ninguna inversión que Agrosuper pueda hacer", manifestó la titular del Trabajo.

Por
Matthei habla de "terrorismo" en Freirina… y culpa al gobierno de Lagos
Compartir

Reiterando sus críticas al alcalde “socialista” de Freirina, César Orellana, se manifestó esta mañana la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, señalando además la responsabilidad del gobierno de Ricardo Lagos .

La secretaria de Estado considera que la mayoría de los habitantes de la localidad quiere la planta “pero sin olores, que es lo que también quiere el Gobierno, y por eso puso condiciones bastante estrictas para su funcionamiento, porque toda planta debe tener un respeto por el medioambiente y los habitantes, y no someterlos a olores nauseabundos, como efectivamente hubo”.

“El drama es que hay aquí un grupo de gente que ya no cree en nada ni nadie, que está dispuesta a recurrir a la violencia e incluso al terrorismo -como ellos mismos lo han dicho- porque quieren que la planta se vaya sí o sí. Ahí no hay ningún diálogo posible”, afirmó Matthei en entrevista con Radio Cooperativa.

Para la ministra, el alcalde Orellana “ha asumido el liderazgo de esta forma de hacer protestas violentas desde mayo o junio”. A su juicio, si Orellana se presentara hoy “no lo habrían elegido, porque la gente se está dando cuenta ahora de que va a caer” en el desempleo.

Ni el gobierno del ex presidente Ricardo Lagos se salvó de los dardos de la titular del Trabajo. “Aquí todo, todo, todo se ha hecho mal, partiendo por permisos ambientales que se dieron de una forma que nunca se debieron haber dado. En los permisos del año 2005 no hay una mención –ni una- al tema de los olores, y hay que tener dos dedos de frente, 10 neuronas, para saber que si usted tiene 100 mil o 200 mil cerdos va a haber olores”, sostuvo.

Agrega la ministra Matthei que “a los 25 días de la primera resolución ambiental hay una nueva, de la misma gente, disminuyendo las exigencias a la empresa, entonces, el tema parte oliendo a podrido“.

Según la secretaria de Estado, el costo de las nuevas exigencias ambientales del Gobierno para la empresa Agrosuper asciende a los 100 millones de dólares. Suma que pone en duda que se invierta ante la incertidumbre que provoca la postura de quienes quieren que la empresa  “se vaya sí o sí”.

“Cuando la empresa ve que haga lo que haga, inviertan o no inviertan, disminuyan o no disminuyan los olores, hay un grupo de gente que lo único que quiere es que la planta se vaya, entonces, ¿cómo hace inversiones con esa tremenda incertidumbre? El propio alcalde dice: ‘Que se vayan’ (…) y aquí hay mil personas que quedan sin trabajo y no tienen alternativa”, manifestó.

“En un clima de violencia, donde dicen: ‘Que se vaya sí o sí’, no hay ninguna inversión que se pueda hacer, y yo digo que los que no están dispuestos a conversar asuman la responsabilidad de toda la gente que va a quedar cesante“, insiste la ministra.

“Si el alcalde persiste en que no está dispuesto al diálogo –porque eso fue lo que le dijo al ministro Chadwick, que lo único que quiere es que la planta se vaya-, entonces, ¿de qué diálogo estamos hablando? Yo pido diálogo, creo que es la única forma razonable de resolver un problema que es terrible”, pero “hay un alcalde que no está dispuesto”, finalizó Matthei. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más País

Últimas noticias

Populares