Coordinador de adquisición de ventiladores del Minsal defiende donación de CPC

Andrés Llarena reconoció que dada la gran demanda que existía en 2020 por los ventiladores mecánicos, se adquirió los que estaban disponibles en el mercado, en este caso, de origen chino.

Por
Llarena precisó que
Llarena precisó que "hicimos lo que tuvimos que hacer porque no había otra opción y nos adaptamos con una inmediatez tremenda". AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

Andrés Llarena, coordinador de adquisición y distribución de ventiladores mecánicos del Minsal, tuvo palabras para la polémica generada por los 515 dispositivos donados en su momento por la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), de los cuales solo 22 siguen en funcionamiento.

Llarena fue entrevistado por T13, donde reconoció que dada la gran demanda que existía en 2020 por los ventiladores mecánicos, se adquirió los que estaban disponibles en el mercado, en este caso, de origen chino.

“La verdad es que era lo que había. El mercado que tenía disponible el stock de ventiladores mecánicos era el chino. El problema radica en que la gran parte de los primeros ventiladores mecánicos que llegaron a Chile, no están diseñados para el mercado internacional, están diseñados para el mercado chino, y cumpliendo los estándares que ellos tienen”.

Consultado sobre si fue un error aceptar la adquisición de estos respiradores, Llarena precisó que “hicimos lo que tuvimos que hacer porque no había otra opción y nos adaptamos con una inmediatez tremenda. En buen chileno, era lo que había”.

Respecto a los dispositivos recibidos, el coordinador de adquisición detalló el proceso de compra, puntualizando que “revisamos un minicatálogo, que era la única forma de hacerlo, igual dijimos estos sí o estos no. Cuando revisamos verificamos que las características eran las que tenían que tener, pero acá nos dimos cuenta que no tenían pantalla, y nosotros estábamos acostumbrados a equipos con pantalla. La otra problemática es que el manual venía en chino”.

El representante del Minsal dejó en claro que “no se trataba de equipos que eran malos, de mala calidad, pero sí se trataba de equipos que no eran familiares para nuestros operadores, nuestros técnicos biomédicos. No había forma real de calibrar los equipos. Eso hizo que estos equipos no fueran los ideales para entregárselos al personal que los iba a operar”.

“Como aprendimos, no se siguieron adquiriendo equipos de esas características, y fueron rápidamente reemplazados por equipos más amigables (…) En ningún caso esto es chatarra. Perfectamente pueden ser utilizados. Tienen una modalidad que no es a la que nosotros estamos acostumbrados, es cierto que también hay un tema de seguridad de por medio, pero estos ventiladores pueden ser usados, pueden ser adaptados”, argumentó. 

En esta nota

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más País

Últimas noticias

Populares

Recomendados