Escándalo en Vitacura: el testimonio que complica a Raúl Torrealba

Antonia Larraín, quien tenía cargo de confianza en la anterior gestión, aseguró que el representante legal y contador de los programas Vita, Domingo Prieto y Arnaldo Cañas, le entregaban fajos con $5 millones para el ex alcalde. Además, el funcionario a cargo de las finanzas recibió durante enero pagos equivalentes a $80.939.380, los que se encuentran "por rendir"y "contabilizar".

Por › Actualizado: 17:45 hrs
El fiscal a cargo del caso, Carlos Ramírez, de la Fiscalia Metropolitana Oriente, deberá investigar los delitos denunciados en la querella interpuesta por el municipio, los que salpican directamente a Raúl Torrealba, ex alcalde de Vitacura. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El fiscal a cargo del caso, Carlos Ramírez, de la Fiscalia Metropolitana Oriente, deberá investigar los delitos denunciados en la querella interpuesta por el municipio, los que salpican directamente a Raúl Torrealba, ex alcalde de Vitacura. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

Antes de cumplirse el primer mes en la nueva administración de la Municipalidad de Vitacura, liderada por Camila Merino (Evópoli), comenzaron a salir a la luz hechos que obligaron a la actual gestión a presentar una querella por los delitos de malversación de caudales públicos y fraude al fisco contra quienes resulten responsables.

Todo comenzó el 21 de julio pasado, 23 días después de la llegada de la nueva alcaldesa y su equipo al edificio municipal. Aquella jornada, el director de asesoría jurídica de la Municipalidad de Vitacura, Mauricio Irarrázabal, ingresó al 4º Juzgado de Garantía de Santiago una denuncia, luego que días antes el ex representante legal del Consejo Local de Deportes, Vita Salud y Vita Deportes, Domingo Prieto, le señalara “la existencia de diversas irregularidades consistentes –según dijo– en la falsificación de su firma estampada en documentos e instrumentos de carácter privado y público sobre diversas solicitudes y trámites ingresados en la Municipalidad de Vitacura”.

Irarrázabal agregó que Domingo Prieto le informó de la existencia de “irregularidades relacionadas con la administración de aportes y subvenciones otorgadas por la Municipalidad de Vitacura a las instituciones que representaba, conductas de las cuales manifestó haber sido testigo presencial y por las cuales se sentía personalmente afectado”.

En las jornadas posteriores, Mauricio Irarrázabal recibió mayores antecedentes, específicamente, desde el interior de las organizaciones comunitarias Vita Emprende y Vita Deportes. En ambas se detectaron cuantiosos pagos a Arnaldo Cañas González, quien se desempeñaba como contador de estas.

Desde Vita Emprende, Arnaldo Cañas recibió el 13 de enero de 2021 el pago de tres cheques por las sumas de $10.000.000, $12.930.000 y $38.065.589, los que fueron registrados como “fondos por rendir” y no tienen como contrapartida ninguna prestación o servicio conocido.

Lo mismo ocurrió con Vita Deportes. Cañas recibió, entre el 5 y 14 de dicho mes, tres cheques por las sumas de $3.093.540; $2.915.500; y $13.984.751. Dichos pagos fueron registrados como “cuentas por contabilizar” y tampoco tienen justificación de prestación o servicio.

En resumen, Arnaldo Cañas recibió sólo en el primer mes del año pagos equivalentes a $80.939.380, dineros que no tienen ninguna justificación, según consta en la querella presentada por la Municipalidad de Vitacura.

Testimonio clave

El 19 de agosto pasado, la directora (S) de Desarrollo Comunitario, Antonia Larraín, se acercó a Manuel Irarrázabal y le confesó que desde hace tres años y hasta el cambio de administración “manipuló mensualmente sobres de dinero conteniendo aproximadamente la suma de $5 millones en dinero efectivo, que recibía, entre otros, de Domingo Prieto y Arnaldo Cañas, y que entregaba personalmente al alcalde Raúl Torrealba“.

La querella señala que “durante un período de tiempo todavía indeterminado, las organizaciones comunitarias funcionales antes individualizadas, representadas legalmente por don Domingo Prieto Urrejola, recibieron de la I. Municipalidad de Vitacura cuantiosas sumas de dinero a título de subvenciones, parte de las cuales fueron posteriormente utilizadas en fines distintos a aquellos para los cuales fueron otorgados, incluyendo el beneficio personal de uno o más funcionarios municipales”.

Finalmente, el fiscal a cargo del caso, Carlos Ramírez, de la Fiscalía Metropolitana Oriente, deberá investigar los delitos denunciados en la querella interpuesta por el municipio, los que salpican directamente a Raúl Torrealba, ex alcalde de Vitacura.