Cómo se gestó el “perdonazo” de intereses bancarios del Frente Amplio a candidatos

La iniciativa surgió de las comisiones conjuntas de Gobierno y Constitución, donde contó con el apoyo transversal de todos los sectores gracias a que los créditos bancarios son la principal fuente de ingreso de los partidos.

Por
De aprobarse en el Senado el cambio de fecha de las elecciones, los candidatos no pagarán intereses mientras se suspendan las campañas. (Agencia UNO/Archivo).
De aprobarse en el Senado el cambio de fecha de las elecciones, los candidatos no pagarán intereses mientras se suspendan las campañas. (Agencia UNO/Archivo).
Compartir

Con 99 votos a favor la Cámara de Diputados logró aprobar una indicación propuesta por los diputados del Frente Amplio (FA), Diego Ibáñez (CS) y Catalina Pérez (RD), donde se estipuló que los candidatos a las elecciones regionales, comunales y constituyentes de este 2021, en caso de que se pospongan los comicios para el 15 y 16 de mayo, no se verán afectados por el cobro de intereses a los préstamos solicitados para sus campañas, mientras dure la suspensión de estas mismas.

Una medida que generó molestia en la mesa de la Cámara Baja, ya que el presidente de la Corporación, Diego Paulsen (RN), pidió que la indicación sea nuevamente revisada por el Senado, donde se discute la reforma constitucional que pospondrá las elecciones inicialmente pactadas para abril.

“Los políticos en general no podemos tener ese nivel de privilegio (…) la gente pidió un crédito, ese crédito se tiene que pagar a costa del reembolso que le hace el Estado y ellos tendrán que ver con las entidades financieras que contrataron el crédito”, indicó Paulsen.

En tanto, al ser consultados por EL DÍNAMO, desde la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF) reafirmaron las declaraciones de su gerente general, Luis Opazo, quien aseguró que la indicación del Frente Amplio, “es abiertamente inconstitucional”, ya que, “afecta el derecho de propiedad del acreedor a percibir los intereses legítimamente pactados en un contrato previamente acordado entre las partes”.

“Asimismo, el gremio considera que desde una perspectiva más amplia, el hecho de que se considere la postergación de las elecciones un causal de fuerza mayor, permitiría dejar de cumplir diversas obligaciones, como por ejemplo pagar rentas de contratos de arrendamientos. Esperamos que el Senado analice las diversas implicancias constitucionales y económicas de estas iniciativas, recordando además que, por su naturaleza, el proyecto de ley requiere de control de constitucionalidad”, cuestionó Opazo.

Votación en sala de la indicación de Catalina Pérez y Diego Ibáñez. (Fuente: Cámara de Diputados).

El fácil camino que recorrió en la Cámara

Antes de ser votada en la sala de la Cámara Baja, donde obtuvo el apoyo total de las bancadas del PC, FA, PPD y la DC, así como de gran parte de RN, UDI y Evópoli, la indicación de Diego Ibáñez y Catalina Pérez pasó por las comisiones conjuntas de Gobierno Interior y de Constitución.

En la instancia, ambos legisladores del Frente Amplio sugirieron agregar a la reforma constitucional un nuevo artículo donde quedase establecido que “los créditos contratados por candidatos y los partidos políticos con instituciones del sistema financiero, registradas ante la Comisión para el Mercado Financiero (…) no devengarán intereses durante el tiempo de la suspensión establecida para esta ley, y la misma se considerará para todos los efectos legales, como una causal de fuerza mayor”.

Tras dar a conocer la indicación, fue defendida por la presidenta de RD, Catalina Pérez. La diputada afirmó que era de un carácter “muy sencillo y de sentido común”, ya que, el cambio de fecha se podría interpretar por sí sólo como “una causal de fuerza mayor, pero hemos querido explicitarlo en la ley”.

Esto corre para todas las candidaturas, independiente del sector político o partidos, con el objetivo que los créditos ya solicitados no devengan en interés entendiendo que este tipo de casos son de fuerza mayor. Se busca que no quede a interpretación de una institución financiera, sino que quede claramente establecido en la ley”, agregó Pérez.

Al terminar su intervención los miembros de las comisiones conjuntas respaldaron la indicación. Uno de los pocos que pidió la palabra fue el diputado oficialista Diego Schalper (RN) y señaló que “estoy disponible para aprobarla” porque,  “no me parece una mala idea ponerlo ex profeso (que se considere causa de fuerza mayor)”.

Así, antes de llegar a la sala, la indicación que favorecerá a los candidatos que solicitaron créditos bancarios contó con la aprobación unánime de todos los miembros de la instancia, salvo el diputado Pedro Velásquez (IND), quien se abstuvo.

Una explicación posible para la tibia oposición que enfrentó la indicación en la Cámara Baja fue entregada a La Tercera por la empresa dedicada al análisis de datos, Unholster, desde donde se percataron, en base a los aportes registrados en el Servicio Electoral (Servel), que los préstamos bancarios son usados por todos los sectores.

Por ejemplo, hasta el 26 de marzo de este 2021, Chile Vamos solicitó créditos por $990 millones, Unidad Constituyente otros $480 millones y el Frente Amplio $145 millones.

En otras palabras, según indicó Unholster, gracias a los créditos bancarios, el Frente Amplio logró obtener el 94% de sus recursos totales, Chile Vamos un 67% y Unidad Constituyente un 52%. 

Más Política

Últimas noticias

Populares

Recomendados