“Razones políticas” de senador del FA retrasan solución habitacional para 27 mil familias

Chile tiene un déficit de 527 mil viviendas según el Censo de 2017. El proyecto de ley buscaba acortar espera por casa a nueve meses.

Por
En Chile el déficit habitacional está por sobre las 527 mil familias. AGENCIA UNO/ARCHIVO
En Chile el déficit habitacional está por sobre las 527 mil familias. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

Por tres votos contra dos la Comisión de Vivienda del Senado rechazó el proyecto de ley de Integración Social y Urbana patrocinado por el Gobierno, el cual, de acuerdo a las proyecciones de La Moneda, podría acortar directamente los tiempos de espera para 27 mil familias que engrosan el deficit habitacional nacional, por sobre los 527 mil hogares, de acuerdo al Censo 2017.

¿La razón? Según explicó el senador Juan Ignacio Latorre (RD) en la instancia, porque la discusión de fondo sobre el derecho social a la vivienda “se debe dar en el proceso Constituyente”, o también, “en un próximo gobierno transformador” que esperan liderar desde el Frente Amplio y el Partido Comunista.

Ante las consultas de los medios, el legislador explicó que rechazó el proyecto del Gobierno porque “se queda corto”, y, “no supera la lógica de segregación territorial y la lógica neoliberal en el uso del suelo”.

“La función social de la propiedad privada y del suelo, serán temas de fondo que se discutirán en el proceso constituyente y también en un próximo Gobierno transformador, de carácter constituyente, no este proyecto de ley que sería una ley de amarre para un próximo Gobierno”, continuó el parlamentario del Frente Amplio.

El senador Latorre fue uno de los tres votos en contra de la idea de legislar. Los otros que se opusieron fueron Alejandro Navarro (PRO) y Jorge Soria (IND-PPD).

El proyecto de ley busca mantener algunas de las actuales herramientas transitorias que tiene el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) a raíz de la pandemia, que permiten comprar terrenos, por ejemplo. Además, servirá para hacer cambios en los actuales uso de suelo con mayor celeridad y regenerar sectores donde ya existen viviendas sociales en condiciones precarias o de hacinamiento.

Minvu lamenta argumentos políticos de Latorre

La postura del senador Juan Ignacio Latorre causó indignación al interior del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, desde donde explicaron que lo más doloroso fue la excusa de “querer esperar hasta un nuevo Gobierno”. La situación fue considerada como un “punto político” en contra la administración de Sebastián Piñera.

Al respecto, el subsecretario de Vivienda, Guillermo Rolando, aseguró en entrevista con EL DÍNAMO que “gran parte de los argumentos para rechazar el proyecto tienen que ver con que es una ley de este Gobierno”.

“Entendiendo que hay diferencias y el contexto político actual, que uno lo respeta, pero llevo 20 años en estas cosas. Que no se haya querido legislar poniendo las urgencias habitacionales de nuestro país por delante es lamentable”, cuestionó la autoridad de Gobierno.

El ingeniero civil luego tomó las palabras de Latorre y dijo que en el Gobierno “le damos un valor enorme al proceso constituyente desde el punto de vista de los derechos sociales, el derecho al hábitat por supuesto que lo defendemos”, sin embargo, en estos momentos de pandemia “se requieren herramientas urgentes, no podemos esperar 2 o 3 años a que ojalá salgan buenas ideas del proceso constituyente“.

“Seguro van a salir buenas ideas, pero los campamentos son hoy un problema”, continuó Guillermo Rolando.

El subsecretario también recordó que cuando inició la discusión del proyecto Integración Social y Urbana, el principal reclamo de la oposición fue que el Ministerio de Vivienda definía dónde se instalarían los proyectos habitacionales, lo que se cambió en la Cámara Baja y fue vital para el apoyo de la centroizquierda.

“Recogimos ese guante porque era una mirada centralista, dejamos completamente territorial a nivel de municipio, que sean los municipios y no el Ministerio a través de los planos reguladores los que elijan dónde quieren hacer integración social, con todos los mecanismos de un plan regulador como participación ciudadana”, concluyó.

Gobierno pide retomar discusión de Integración Social Urbana

El subsecretario Guillermo Rolando, pese al rechazo de la Comisión de Vivienda del Senado, pidió a la oposición restituir la discusión en la sala de la Cámara Alta, porque 27 mil familias que actualmente participan de comités de vivienda podrían ver reducidos los plazos de espera.

De acuerdo a la autoridad de Gobierno, actualmente hay 11 mil familias a través de comités que solicitaron cambiar el uso de suelo de un sector en específico para iniciar la construcción de viviendas. Sin embargo, el proceso demora en promedio “dos años y medio y alarga el proceso de vivienda”.

Este proyecto quiere reducir ese tiempo a 9 meses en promedio, o sea, una reducción de casi dos años en la espera de vivienda de muchos comités”, explicó Rolando.

De ser aprobado el proyecto, la Subsecretaría de Vivienda confirmó que se podrá  avanzar con la regeneración de barrios precarizados como Bajos de Mena en Puente Alto. En total, la medida beneficiará a 16 mil familias con tiempos más cortos de espera, según las proyecciones de la cartera.

“Este proyecto busca a través del plan maestro de regeneración de barrios vulnerables dar las facultades para acelerar los tiempos. Hoy nos demoramos hasta 12 años en un proceso como el que se quiere hacer donde se fusionan terrenos, ensanchan calles y demuelen edificios para dar nuevas instalaciones”, agregó. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Política

Últimas noticias

Populares