Convencional Tiare Aguilera descarta violencia intrafamiliar: “Jamás hubo golpes o agresiones físicas”

La constituyente recalcó que enfrentó malos tratos por parte de Carabineros, señalando que intenta conversar con seis funcionarios y subir a su inmueble para conocer el estado de su hijo.

Por
La convencional precisó que ya constató lesiones en un centro asistencial y reclamó de manera formal contra el accionar de Carabineros. AGENCIA UNO/ARCHIVO
La convencional precisó que ya constató lesiones en un centro asistencial y reclamó de manera formal contra el accionar de Carabineros. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

La convencional Tiare Aguilera explicó las circunstancias de su detención en Ñuñoa y descartó de plano que se tratara de un episodio de violencia intrafamiliar.

En un comunicado, Aguilera detalló que tuvo una discusión con su pareja, asegurando que “jamás hubo golpes o agresiones físicas” y que todo se originó al momento de salir a buscarlo, indicando que no tenía llaves al momento de dejar su departamento.

“En la desesperación de tratar de entrar porque mi hijo de 4 años estaba solo durmiendo en su pieza, forcejee la puerta de entrada, lo que hizo que la mampara de vidrio se trizara. Fui al auto a ver si había alguna llave o cargador de celular y en ese momento sentí muchos carabineros entrando con linternas al edificio y al estacionamiento”, puntualizó en redes sociales.

La constituyente recalcó que enfrentó malos tratos por parte de Carabineros, señalando que intenta conversar con seis funcionarios y subir a su inmueble para conocer el estado de su hijo.

“En ningún momento me dejan subir, me señalan que me van a detener por los daños a la mampara y por haber dejado solo a mi hijo. Me detienen muy violentamente, nunca me dijeron quién se iba a hacer cargo de mi hijo, y se burlaron de toda la situación. Luego de un forcejeo al no dejarme subir, me esposaron con mucha fuerza y un carabinero puso sus manos en mi cuello ahorcándome hasta hacerme subir al vehículo”, argumentó,

Tiare Aguilera sostuvo que los malos tratos se extendieron en la comisaría y “solo después de más de una hora, me permitieron hacer una llamada telefónica. Afortunadamente, después supe que nuestro hijo se quedó al cuidado de mi hermano que vive muy cerca de nuestro departamento”.

La convencional precisó que ya constató lesiones en un centro asistencial y reclamó de manera formal contra el accionar de Carabineros.

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Política

Últimas noticias

Populares