Claudia Pascual (PC): “Recortar el programa de Apruebo Dignidad por votos en segunda vuelta es hacernos un flaco favor”

La candidata al Senado por Santiago afirma que la crisis de credibilidad en la política no ha golpeado al PC como a los otros partidos y que las diferencias con Frente Amplio son naturales en el debate político. También defiende la ley de indultos y la celeridad del trabajo de la Convención Constituyente.

Por
La ex ministra de la Mujer, además, aboga porque el Congreso sea unicameral.
La ex ministra de la Mujer, además, aboga porque el Congreso sea unicameral.
Compartir

La candidata al Senado Claudia Pascual (PC) corre con ventaja. Eso afirman en su sector, al recordar que la ex ministra de la Mujer, que acompaña al líder de la tienda, Guillermo Teillier (PC), y a la ex aspirante a gobernadora, Karina Oliva (Comunes) en el pacto Apruebo Dignidad, lideró por años las encuestas de evaluación del gabinete de Michelle Bachelet, llegando al 79% en la Adimark de 2016.

En su primera entrevista como candidata, cuenta a EL DÍNAMO su análisis sobre el 18-O, la segunda vuelta presidencial y la convención Constituyente. Plantea eliminar el Senado y que la crisis de credibilidad en la política no ha golpeado al PC como a los otros partidos.

Claudia Pascual cuenta, además, que dejó la Comisión Política del PC luego de más de dos periodos, que las diferencias con el Frente Amplio están sobredimensionadas en el debate político, y que el partido logrará conseguir dos escaños en el Senado y aumentar sus 10 diputados actuales, aunque tres no postulan.

“En los indultos se incluye a la mayoría, que están en prisión preventiva”

—¿Cuál es su reflexión sobre lo ocurrido el 18 de octubre?

—La mayoría de las manifestaciones fueron muy convocantes, no sólo en Plaza Dignidad (Plaza Italia) también en los territorios. Los hechos de violencia y saqueos de un grupo reducido a locales y el comercio no los compartimos para nada, pero me queda claro que no fue la mayoría de la gente la que se manifestó de mala forma. Creo que los dichos del subsecretario Galli, y de otros personeros de Gobierno, que no se responsabilizan por garantizar manifestaciones pacíficas para la ciudadanía, y lo que hacen es culpar de forma político electoral a candidatos que no son los de su coalición de gobierno en una guerrilla que declaraciones que no habla bien del Gobierno.

—¿Qué le parece el debate sobre la ley de indultos?

—Lo que ha ocurrido en el país desde el 18 de octubre a la fecha es un uso y abuso de la prisión preventiva como castigo para la mayoría de todos los detenidos. Las investigaciones no han avanzado, hay menores de edad en prisión preventiva, no se les ha otorgado otras medidas cautelares mientras se investiga y existe un abuso político con los presos de la revuelta en esa situación. Mientras que hay muy pocos condenados por violaciones a los derechos humanos en los mismos hechos y un alto porcentaje no se ha encausado en dos años. Hay familias por dos años sin sus seres queridos y eso no da para más. La justicia no ha operado con presunción de inocencia a los detenidos de la revuelta.

—¿La legislación debe apuntar a indultar a todos los detenidos o solo para algunos delitos?

—Se incluye a la mayoría, que está en prisión preventiva y no tiene sentido que sigan así. También a los condenados que pueda ver, hay casos súper concretos, como por ejemplo un menor de 17 años que está preso acusado de la quema de la estación de Pedreros. No se ha hallado a los responsables del esquema de las estaciones de Metro, y culpar por eso a un menor de 17 años es no estar construyendo una sociedad justa.

“Soy partidaria de qué se vote por el fin del Senado”

— ¿Qué planes tiene en mente si llega al Senado?

—Me motiva estar en el Congreso que va a acompañar a la Convención Constitucional y trabajar los lineamientos que va a mandar una nueva Constitución, generando las leyes correspondientes y derogando las que se deba. Por ejemplo, yo soy partidaria de que el Congreso tenga sólo una cámara y que se vote por el fin del Senado.

—¿Por qué?

—La realidad que hacía más justificable tener dos cámaras, era cuando había tantas restricciones sobre quiénes podían ser candidatos, el binominal y cuando se entendía que por una cámara entraban todos los proyectos y la otra era revisora. Un esquema británico, pero hace varias décadas que esto ya no funciona ni es necesario. Los proyectos entran tanto por la Cámara como por el Senado y todos discuten el proyecto nuevamente. Las dos cámaras demoran la tramitación de proyectos tremendamente emblemáticos y necesarios que la ciudadanía espera. Nada justifica tener dos.

—¿En una acusación constitucional sería innecesario una cámara como juez?

—Eso puede solucionarse con herramientas que haya en una sola cámara. Por ejemplo, se pueden generar dos instancias dentro de una sola cámara, una que investigue y otro sector que vote o que sea juez. No podría ser ese el motivo o la prevención que sustente la existencia de dos cámaras tampoco.

“Apruebo Dignidad sacará dos senadores en RM y con seguridad uno será un comunista”

—¿Ve posible que salga Ud. junto con Guillermo Tellier?

—Dentro de nuestra lista nos hemos propuesto tener dos candidatos, lo más fuertes posibles para la RM, y que el Partido Comunista vuelva al Senado. La última vez fue con la Unidad Popular, luego vino mucha exclusión con el sistema binominal. Con el proporcional corregido volveremos al Senado y a representar también parte de la diversidad de la sociedad en términos políticos, económicos y culturales. Las ideas que reflejamos los comunistas también son apoyadas por personas que, aunque no son comunistas, creen en la justicia social, la garantía de los derechos sociales, las reformas políticas, democratización del país en un Estado plurinacional, no sólo multicultural, y un nuevo modelo de desarrollo.

—¿Saldrán electos dos?

—En Apruebo Dignidad tenemos muchas posibilidades de sacar dos senadores en Santiago, es la apuesta. Es difícil decir si vamos a salir los dos con Guillermo, en un momento en que las encuestas están poco caperuzas con los diagnósticos, pero si nos fijamos sólo en lo que ha salido, aunque faltaba un mes de campaña Apruebo Dignidad sacará dos senadores y con seguridad uno de ellos va a hacer un comunista. Tanto el compañero Teillier como yo tenemos nuestros propios grados de conocimiento y nichos. Nos complementamos no abarcamos el mismo espacio, por algo vamos los dos y uno va a salir.

—Su nicho es…

—Mis ejes naturales de trabajo, en primer lugar, están los derechos de las mujeres, en democracia se debe saldar deudas con ellas y las comunidades de disidencia sexual LGTBIQ. También los derechos de los trabajadores, materias con niños en educación pública no sexista y temas contra la violencia de género.

“La crisis de credibilidad en los partidos políticos no ha golpeado al PC como a los otros”

—Las encuestas indican descrédito en partidos de Chile Vamos y de la Concertación, ¿esto afecta también al PC?

—Hay una crisis de credibilidad en el Congreso, en la Presidencia, influida por los Pandora Papers y las violaciones a los derechos humanos que permitió Piñera bajo su gobierno. Descrédito por la lentitud y desigualdades en la Justicia. Sería ridículo no ver la crisis de credibilidad. Todos los partidos tienen descrédito, prueba de ello es que cuando se eligieron convencionales tuvimos apuestas por fuera de los partidos, de independientes, la Lista del Pueblo, que tuvieron una gran representación.

—¿Y el PC?

—En ese marco, el PC no ha estado en la administración en la mayoría de los últimos 30 años, no ha protagonizado hechos de corrupción, y ha permanecido a favor de las demandas sociales, en eso hay diferencias fuertes. No tienen el mismo nivel de descrédito partidos como la UDI que el Partido Comunista. La crisis de credibilidad en los partidos políticos no ha golpeado al PC como a los otros partidos. O si Ud. quiere, no de la misma manera. Hay siempre que hacer una autocrítica, pero evidentemente la sociedad lo ve distinto, no tienen el mismo nivel de descrédito.

—¿En Arcis no hubo corrupción ni un descrédito que impactara al PC?

—Yo no creo que lo ocurrido ahí sea algo que involucre al partido propiamente tal. No conozco todos los detalles, pero no es por eso que debiera dar cuenta el PC.

“No hay otra Constituyente que haya trabajado más rápido en un reglamento”

—¿Cuál es tu valoración y evaluación de la Convención Constitucional?

—La Convención muestra un modo de hacer política distinto. Puede que haya opiniones encontradas y enérgicas, pero la Convención encontró los mecanismos para entenderse, independientemente de las fuerzas políticas representadas. En tres meses tienen reglamento y comisiones listas, van a los territorios y cabildos, hay sesiones en regiones… Son cosas positivas. A la Convención se le ataca desde sectores políticos conservadores que no quieren nueva Constitución. Aún no se pagan sueldos a asesores, el Gobierno ha tenido una falta de respeto y sectores de derecha que quieren instalar que ésta no trabaja. Pero no hay otra Constituyente que haya trabajado más rápido en un reglamento.

—Y Rojas Vade, ataques a Constituyentes, la Lista del Pueblo…

—Es muy lamentable lo ocurrido con Rojas Vade, afectó al trabajo y a la credibilidad de la Convención y la política. Se suma a los hechos de corrupción, a la incoherencia de votar Rechazo y postular a la Convención. Los ataques a (Giovanna) Grandon y a otros son cosas que no pueden darse. Me parece muy mal que ella o que cualquier constituyente reciba un ataque. El adversario no está entre quienes luchamos por un Chile más justo, sino en quienes quieren seguir con privilegios

—¿La aprobación de la Constituyente en sondeos que le parece?

—Esos hechos afectan, pero también hay convencionales que deterioran la Convención, como el ex subsecretario Zúñiga que tiene que responder por una gran cantidad de contratos ineficaces en la pandemia y donde hay auditorías en curso. Otros, con derechos de agua en su patrimonio. Hay que cuidar los procesos con transparencia, la gente está muy ilusionada esperando que se garanticen derechos sociales.

Jadue y la relación con el Frente Amplio

—¿Esperaba que Daniel Jadue fuera derrotado por Gabriel Boric?

—No. Esperaba que nos fuera bastante mejor, que hubiéramos podido ganar con Daniel. Es parte del juego democrático de primarias y de respetar resultados. Además, el trabajo colectivo que está haciendo Apruebo Dignidad nos permite colocarnos tras la candidatura de Gabriel Boric, no porque sea una candidatura individualista sino porque hay un trabajo colectivo con un programa que se está construyendo. Y no sólo a partir de lo que él ya había propuesto, si no que se incorporan propuestas que estaban en la candidatura de Daniel, y se sigue conversando con los territorios sociales para seguir complementando.

—¿Qué se debe que incorporar del texto de Jadue?

—Se debe reforzar más el trabajo en relación a los derechos colectivos de los trabajadores. Además, hay mucha sintonía entre el sistema nacional de cuidados, hay temas complementarios en relación con temáticas de medio ambiente y de modelo económico. Otros eran iguales.

—¿Por quién apuesta para pasar al balotaje?

—Me preguntaron hace tres semanas y aposté por Boric y Sichel. (Ríe) Yo puedo decir con seguridad que Boric va a pasar a segunda vuelta. ¿Quién será su acompañante? Aún veo a Sichel con más posibilidades, pero está aún líquido todo para saberlo.

—¿En segunda vuelta debe haber un acuerdo electoral o un pacto político ?

—Lo que estamos todos buscando desde estas dos veredas es que la derecha no gobierne nuevamente, pero lo estamos buscando con una propuesta de Gobierno que respalde el proceso constituyente. En consecuencia, que se aboque a generar las transformaciones, que se pueden hacer en el marco de cuatro años, porque usted comprenderá que no se pueden todas, pero con un norte sumamente claro de transformaciones profundas que el país necesita, por lo tanto si lo de pacto político implica que el programa estaría en disposición a ser negociable para que alguien te de el voto, más bien apostaría a la seducción de todos los otros sectores siguieran apoyando a Gabriel Boric para estar en esa senda de cambio. Eso es algo que se tiene que ver en las próximas semanas, según como estén los resultados, pero a mí me parece que recortar o negociar el programa del Apruebo Dignidad por votos para segunda vuelta sería hacernos un flaco favor.

—¿Es efectivo que hay diferencias entre el comando y los partidos que sustentan la candidatura de Boric?

—Dejé de estar en la directiva del PC, por mi experiencia por campañas anteriores creo que hay mucho de interpretación y esfuerzos por colocar que los debates en política son más bien peleas. Es parte del proceso interno para llegar a acuerdos, a veces la prensa ve división donde no la hay. Así fue en el comando de Bachelet. Se buscan más diferencias de las que hay con el sector del comando de Boric. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Política

Últimas noticias

Populares