Tech

Celulares aumentarían su precio en 20% para 2017 luego de una denuncia de WOM

La nueva normativa obligará a etiquetar los teléfonos vendidos en el país, informando qué tecnología soporta y así saber si funcionan en 2G, 3G o 4G.

Por , 13 de Julio de 2016
Click to enlarge
A fallback.

Hace algunos meses, la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) inició una investigación tras una denuncia que hizo la empresa WOM, que entregó sus resultados en junio pasado y que dio paso a una nueva normativa.

WOM criticó a las principales empresas de telefonía celular del país por supuestamente solicitar a sus proveedores de smartphones sólo equipos compatibles con sus bandas de espectro radioeléctrico. Es decir, que sólo funcionarán para sus marcas.

Esto iba en desmedro de otros actores del mercado -como WOM- que utilizan otra banda para las comunicaciones y deja inutilizable algunos teléfonos, evitando la portabilidad con equipo propio.

Esta empresa es la única en Chile con la tecnología 4G en banda AWS, heredada de la radiofrecuencia obtenida en años anteriores por la extinta Nextel, según explica BioBio.cl.

La nueva normativa obligará a etiquetar los teléfonos vendidos en el país, informando qué tecnología soporta y así saber si funcionan en 2G, 3G o 4G. El problema radica en que si un equipo quiere tener aprobado el 4G debe soportar todas las bandas existentes en el país, estas son de 700Mhz, 2600Mhz y AWS.

Expertos afirmaron al diario Las Últimas Noticias que esta multibanda haría subir los precios de los equipos hasta un 20%, según explicó Dagmar Pearce, director de la carrera de Ingeniería Civil Informática de la Universidad San Sebastián. “Todas las compañías van a hacer los cambios necesarios para poder contar con la certificación necesaria. Si esto implica algún costo en las operaciones, obviamente los precios van a subir”, dijo Pearce.

De esta manera, un equipo que tiene todas las bandas costará más dinero porque el fabricante deberá contar con un equipo y software actualizado.

El subsecretario de Telecomunicaciones, Pedro Huichalaf, rechazó un alza ante la nueva normativa que comenzará a regir en 2017. “Como Subsecretaría creemos que no debieran subir los costos de los terminales, pues la tendencia mundial de los fabricantes es incorporar cada vez una mayor cantidad de bandas. Por otro lado, se simplifica la definición de los productos que se destinarán a nuestro mercado”.